El Gobierno distribuye en Málaga 1,6 millones de kilos de alimentos para personas en riesgo de exclusión social

Forma parte de la segunda fase del programa de ayudas a personas en situación de dependencia social o económica.

El Gobierno de España comenzará la próxima semana la distribución en Málaga de más de 1,6 millones de kilos de alimentos correspondientes a la segunda fase del ‘Programa 2020 de Ayuda Alimentaria a las Personas más Desfavorecidas’, una cantidad que supone un 11% más que en la segunda fase de este programa en 2019. Esta actuación atenderá a 79.229 personas en riesgo de exclusión social en la provincia. Estos alimentos están valorados en 1,6 millones de euros y han sido adquiridos mediante un procedimiento de contratación pública.



Cruz Roja y el Banco de Alimentos, organizaciones asociadas de distribución (OAD), han comenzado este mes el reparto de estos alimentos a través de las denominadas organizaciones asociadas de reparto (OAR), asociaciones y organismos que en esta fase ascienden a 166 en toda la provincia y que son las que se encargan de dispensar estos productos a las 79.229 personas en situación de dependencia social o económica (13.022 más que en la primera fase).

Este Programa, de ámbito nacional, corresponde al Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Los alimentos se han adquirido a través de un procedimiento de contratación pública por un total de 88,4 millones de euros para todo el país. El programa está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea para los más Desfavorecidos (2014-2020), que persigue promover la cohesión social y reforzar la inclusión social, además de contribuir al objetivo de reducir el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión en la Unión Europea.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Teófilo Ruiz, ha indicado que este programa supone “una iniciativa de gran calado del Gobierno para apoyar a los más necesitados y que tiene especial relevancia en la situación de crisis que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia sanitaria”.

La Comisión Provincial, formada por la Subdelegación del Gobierno, Cruz Roja y el Banco de Alimentos (Bancosol), se ha reunido esta mañana para evaluar la primera fase ya celebrada y planificar el reparto de la segunda fase, que se iniciará el próximo martes, día 6.

Tres fases

El programa 2020, como es habitual, se desarrolla en tres fases. La primera tuvo lugar en el mes de junio, cuando se distribuyeron en la provincia 1,10 millones de kilos de alimentos valorados en 992.356 euros. En los próximos días comenzará la segunda fase y en el mes de febrero está previsto que se desarrolle la tercera.

La cesta está compuesta por 16 alimentos, entre ellos, arroz, garbanzos cocidos, aceite de oliva, conservas de pescado, batidos de chocolate o tomate frito. Se trata de productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos y que permiten a sus destinatarios preparar fácilmente una comida completa para una familia, incluidos bebés.

La actuación se desarrolla con el objetivo de cubrir las necesidades de individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, y de personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social, quienes reciben diferentes lotes de productos o de comidas preparadas para consumo en comedores sociales, casas de acogida, residencias de ancianos, apoyo a menores, guarderías, apoyo contra adicciones y comunidades religiosas.

In this article