El alga asiática empieza a dejar su huella en el litoral de la Axarquía

Los primeros grandes arribazones de la especie invasora, que causa estragos en la Costa Occidental desde hace varios años, aparecen en las playas de Nerja y los expertos vaticinan que la plaga irá a más.

Detectada por primera vez en 2015 en Ceuta, a donde se cree que llegó de la mano de los enormes buques cargueros japoneses, la ‘Rugulopteryx okamurae’ o alga asiática invasora continúa avanzando sin control por el Mediterráneo español. Desde finales de 2018 está confirmada su presencia en el paraje de natural de los acantilados de Maro-Cerro Gordo, que comparten las provincias de Málaga y Granada, una de las zonas de mayor biodiversidad de la costa española. Sin embargo, la situación, lejos de mejorar, ha ido a más.



En la Costa Occidental la plaga lleva varios años causando enormes estragos y los ayuntamientos de la zona como el de Estepona no han dejado de pedir en los últimos meses ayudas al Gobierno central para retirar los enormes arribazones que llegan a la orilla. Ahora la estampa está empezando a repetirse en la Costa Oriental. Este lunes se han detectado grandes acumulaciones de alga asiática en playas de Nerja como La Torrecilla, según informa Eugenio Cabezas para Diario Sur.

En lo que va de verano esta imagen ya se había repetido en otros enclaves próximos como la playa de El Chucho. Aunque las acumulaciones están todavía lejos de las que se alcanzan en la Costa Occidental, los expertos consultados por SUR apuntan a que la situación «irá a más en los próximos meses». «Son algas pardas, pero en la playa se secan y aparecen de un color más oscuro. El tamaño de los arribazones depende de si hay muchas en la zona, por supuesto en Cádiz o Ceuta, donde los niveles de concentración son más altos, los arribazones son mayores», apunta Fernando Alarcón, de la asociación Equilibrio Marino.

Este colectivo, que acaba de firmar un convenio con el Ayuntamiento nerjeño para promocionar actividades sostenibles basadas en la economía azul, ya advirtió hace un año de la presencia masiva del alga asiática en el paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. En las últimas semanas los pescadores de Caleta de Vélez también se han quejado de la presencia masiva de estas algas en los fondos en los que faenan a diario, lo que les ocasiona «enormes pérdidas» en sus redes.

Por su parte, el delegado de Agricultura y Pesca, Fernando Fernández, ha negado que tengan «constancia oficial» de la presencia del alga asiática en el litoral oriental de la provincia. Por su parte, el coordinador del Gabinete de Estudios de la Naturaleza (GENA-Ecologistas en Acción), Rafael Yus, ha advertido de que los pescadores «pueden tener problemas con las algas aún fuera de las zonas rocosas, porque éstas se fijan sobre cualquier sustrato que sea mínimamente estable, a veces un neumático, un plástico, una botella, etc. y en sustratos endurecidos, no necesariamente rocosos, pueden ser areniscosos», ha puntualizado.

Problemas para el sector pesquero

«Ha llegado ya a la Axarquía, eso consta, lo malo es que está empezando a generar arribazones masivos, y eso tiene un impacto negativo en la pesca y en el uso de las playas», ha argumentado, por su parte, el biólogo Jesús Bellido, del Aula del Mar. El alga asiática ‘Rugulopteryx Okamurae’ está considerada oficialmente, desde 2020, como una especie invasora en el Mar Mediterráneo, donde se detectaron los primeros ejemplares hace ya más de un lustro.

Esta especie altera las condiciones de luz en la columna de agua y cambia la concentración de compuestos esenciales en el control del crecimiento de la flora y fauna marinas, como los nutrientes o el oxígeno, provocando graves perjuicios al sector pesquero, especialmente el que faena en Cádiz y Málaga, además de al turístico.

Por este motivo, la entonces consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunció en abril de 2021 la adquisición de una embarcación no tripulada que, junto a dos drones, uno de superficie y otro submarino, se incorporan a la investigación y lucha contra el alga asiática invasora. Además, la Junta destinó el pasado año 1,5 millones de euros a ayudar al sector pesquero a mitigar la disminución de los ingresos a causa de la reducción o la imposibilidad de faenar en condiciones normales.

En este ejercicio de 2022, más de 450 barcos de pesca de Andalucía han solicitado ayudas por los daños causados por el alga invasora. Además de sufrir pérdidas económicas derivadas de la reducción de las capturas, los pescadores llevan también meses invirtiendo tiempo y dinero en el arreglo de las redes.




Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga

Bodega la Barraca

Teléfono de reservas para eventos y reuniones 693 85 26 55

c/ Bahía nº 9, Torre del Mar