Detienen a 13 personas que formaban una organización con siete puntos de venta de drogas en Nerja

En los 18 registros efectuados, se han aprehendido 9,1 gr de cocaína, 2.836 gr de hachís, 1.146 gr de marihuana, 4 comprimidos de éxtasis y 14.618 euros en efectivo.

Enmarcada en la denominada operación “Diminuto”, la Guardia Civil ha desmantelado siete puntos de venta de droga ubicados en la localidad de Nerja, deteniendo a 13 personas relacionadas con los hechos.



Dentro del plan de respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas y tras informaciones previas, los guardias civiles iniciaron una línea de investigación encaminada a la identificación y detención de las personas asentadas en Nerja dedicadas a la venta de droga al menudeo.

Las primeras gestiones confirmaron que existían siete viviendas ubicadas en distintos puntos de la localidad que estaban siendo utilizadas principalmente como punto de venta de cocaína.

Los responsables de dos de estas viviendas, además de menudear con cocaína, también eran los responsables de suministrar esta droga al resto de viviendas investigadas.

El pasado mes de marzo se realizó la primera fase de explotación de la investigación, procediéndose a la detención de 8 personas y al registro de 8 domicilios donde se aprehendieron distintas cantidades de droga, útiles y sustancias para la adulteración y dosificación de la misma.

En una segunda fase llevada a cabo en este mes de junio, se procedió a la detención de otras 5 personas y al registro de 10 viviendas y locales relacionados con los investigados, donde al igual que pasara en la primera fase, los agentes hallaron droga y útiles para su adulteración.

La operación se ha saldado con la detención de 13 personas por los delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública.

Se han aprehendido 9,1 gr de cocaína, 2.836 gr de hachís, 1.146 gr de marihuana, 4 comprimidos de éxtasis y 14.618 euros en efectivo, interviniéndose 7 vehículos (uno de ellos un taxi que era utilizado para llevar a cabo las transacciones de droga), un visor nocturno con el que controlaban la posible presencia policial y numerosos terminales móviles con los que se comunicaban.

Esta operación ha sido llevada a cabo por efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Nerja.