Detenida una pareja en el aeropuerto de Málaga que robaba con violencia a personas mayores

Las investigaciones comenzaron el pasado marzo tras un robo a una vecina de 86 años de Miajadas (Cáceres), que acabó falleciendo como consecuencia de la situación vivida durante el robo.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre y una mujer, ambos de 27 años, como integrantes de un grupo criminal itinerante dedicado a cometer robos con violencia e intimidación a personas de avanzada edad, entre ellas una anciana que falleció a los pocos minutos de sufrir el robo, según ha avanzado la Cadena SER.



Ambos fueron arrestados el pasado 25 de mayo justo en el momento en el que su avión aterrizaba en el aeropuerto de Málaga procedente de Reino Unido. Para la mujer se ha decretado el ingreso en prisión, según ha informado este viernes el instituto armado en una nota.

Las investigaciones comenzaron el pasado marzo tras un robo a una vecina de 86 años de Miajadas (Cáceres), que acabó falleciendo como consecuencia de la situación vivida durante el robo.

Durante este proceso se obtuvieron fundadas sospechas acerca de la comisión de otros hechos delictivos de esta naturaleza en unas investigaciones que se han visto dificultadas por el hecho de que los detenidos no tuvieran domicilio conocido y porque, una vez cometían los hurtos o robos, se desplazaban rápidamente a otras poblaciones utilizando para ello distintas vías de comunicación.

Además, eran personas «que infundían un miedo tal en sus víctimas y en los testigos de sus hechos delictivos, que estos no se atrevían a colaborar después en su reconocimiento o identificación».

Se trataba de personas itinerantes que se desplazaban por diferentes partes del territorio nacional, e incluso realizaban desplazamientos internacionales, sobre las que pesaban señalamientos judiciales de búsqueda y detención por delitos similares cometidos en distintas provincias del país a lo largo de la franja mediterránea.

El grupo se desplazaba a diferentes localidades en las que, a través de la práctica de la mendicidad, accedían hasta personas de avanzada edad para solicitar información sobre algún lugar en concreto, como un hospital o el ayuntamiento.

Se esta manera se ganaban la confianza de las víctimas y, una vez conseguían aproximarse a ellas, e incluso acceder a sus domicilios, aprovechaban para robarles las joyas que llevaban puestas, marchándose después de la población.

Mientras uno actuaba, el otro esperaba y daba protección y cobertura en la huida, siendo esta la persona encargada de custodiar la documentación personal de quien cometía los robos, además del depositario de las joyas hurtadas o robadas, todo ello con la finalidad de interferir y dificultar las labores de investigación policial por si, quien cometía el robo, era interceptado.

Según los investigadores, los detenidos actuaban con una «desproporcionada violencia» en la comisión de los delitos, no teniendo ningún reparo a la hora de agredir o utilizar la violencia para conseguir su propósito.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Trujillo ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para la mujer y la libertad provisional con cargos para el hombre.




Estilo 360

Ropa, calzado y complementos. Hombre y mujer. Moda Curvy

C/ del Río, 22 * Torre del Mar

Estilo 360

Ropa, calzado y complementos. Hombre y mujer. Moda Curvy

C/ del Río, 22 * Torre del Mar