Vídeo: Un joven malagueño encuentra 4.000 euros en décimos y los devuelve: «Bastante mal va 2020 para otra mala noticia»

Un joven malagueño devuelve 95 décimos que encontró sobre el capó de un coche.

Andrés Quesada, un malagueño de 27 años, bien podría ser el próximo protagonista del anuncio de la Lotería de Navidad por la historia que le ha hecho saltar a todos los medios de comunicación: hace una semana encontró una carpeta abandonada sobre el capó de un coche con casi 4.000 euros en Lotería, la mayoría décimos del Sorteo de Navidad, y avisó a la Policía para devolvérsela a su dueño.



«Mucha gente me ha dicho: ‘yo lo hubiera vendido’; pero no se me pasó por la cabeza en ningún momento venderlos. Sí dudé un momento ‘¿me los quedo o no?’… pero bastante mal va el 2020 para tener otra mala noticia. Mejor ver una noticia de ‘se ha recuperado esto’ que ‘una persona pierde 4.000 euros en Lotería'», explica a RTVE Andrés.

Los décimos estaban en una carpeta encima de un coche

El joven cuenta que el hallazgo se produjo el pasado miércoles, sobre las 18.30 horas de la tarde, cuando volvía a casa de tomar un café antes de irse a trabajar. Subió a su piso, ubicado en la calle Esquilo, de la barriada de Teatinos de Málaga capital, y llamó a su madre por teléfono. Y mientras conversaba con ella, se asomó a su terraza y vio en lo alto del capó de uno de los coches aparcados la carpeta abandonada con lo que parecían unos décimos de Lotería. Bajó de inmediato, la recogió, miró a ver si veía a alguien buscándola, y como no vio a nadie subió a casa y avisó a la Policía Local del hallazgo para que pasaran a recogerla.

«Me quedé un poco anonadado porque lo normal es encontrarte una cartera o un móvil, pero no un paquete de décimos de lotería», indica Andrés, que vio que en su interior había 95 décimos del Sorteo de Navidad, décimos de otros sorteos y boletos del Euromillón. Ya entonces sospechó que podían pertenecer a uno de los dos o tres vendedores independientes de Lotería que frecuentan el barrio.

Además de avisar a la Policía, dejó una nota en el coche dejando sus datos y avisando de que entregaba la carpeta a la Policía. Justo cuando llegaron los agentes a recogerla, recibió la llamada del vendedor, «muy angustiado y atacado», y dándole las gracias varias veces. «Me regaló un boleto de Euromillón, y otros a los agentes, y además uno de los décimos de Navidad encontrados», señala el joven. El número es el 39569 y ya está agotado, porque su familia ha intentado comprarlo también y ha sido imposible.

«No le doy tanta importancia»

‘¿Será una premonición del Gordo de Navidad?’, le pregutamos. «Estaría bien. Falta hace, la verdad», responde con una sonrisa este joven que es técnico audiovisual autónomo, pero, ante la difícil situación que ahora vive el sector, complementa su trabajo haciendo labores de vigilante nocturno de un albergue y echando algunas horas en un pub.

«Todo el mundo me dice que soy muy grande y muy buena persona, pero ¿qué quieres que te diga…? La gente le ha dado mucha importancia, pero yo no le doy tanta. Lo que no me gustaría que me pasara a mí, tampoco me gustaría que le pasara a otros», concluye Andrés Quesada, que, quién sabe si volverá a saltar a los medios el día 22 como uno de los agraciados con el Gordo de Navidad.

In this article

Bar Tulum Beach

Estamos en Rincón de la Victoria, Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, junto a La Cañita

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria