Una joven de San Sebastián salva la vida tras cinco horas ‘haciendo el muerto’ en el mar para ahorrar fuerzas antes de ser rescatada

Una mujer estuvo casi seis horas esperando en el mar «sin ponerse nerviosa» para que la rescataran.

Una joven fue rescatada el pasado sábado tras pasar cinco horas y media flotando en el mar en San Sebastián. Según el padre, su hija estuvo esperando «sin ponerse nerviosa» a que la salvaran, hasta que finalmente la encontraron junto a las rocas de Mompás.



Rafael Zamora, padre de la afectada, ha desvelado los detalles de este suceso, el cual se consiguió resolver entorno a las 00:40 horas del domingo cuando un helicóptero de Salvamento Marítimo rescató en buen estado a la mujer.

Zamora ha explicado que su hija accedió sobre las 19:00 horas a la playa de la Zurriola para darse un baño. Al entrar al agua, fue arrastrada mar adentro por las peligrosas corrientes, que caracterizan a este arenal urbano, hasta quedar cerca de las rocas de Sagüés.

«Como la orilla estaba muy lejos, decidió ir mar adentro a pedir socorro a un pequeño barco que estaba cerca. No sé si la vio o no, el caso es que el barco se fue. Entonces decidió esperar, no ponerse nerviosa, no nadar a crol ni cosas parecidas, sino quedarse de espaldas, haciendo la plancha. Así estuvo cinco horas y media», ha relatado el padre.

Poco antes de las 22:00 horas un compañero de la joven llamó a su padre para alertarle de que, después de buscar a la chica más de una hora, había encontrado su toalla, su ropa y sus chancletas junto a la orilla, pero no conseguía localizarla. «La cosa pintaba muy mal», ha admitido Zamora.

«Pasan las horas y nos vamos preparando para lo peor. Pero sobre las 00:30 horas de la madrugada recibimos la insólita noticia de que el helicóptero la ha encontrado en el agua con vida camino de Mompás. La rescatan, y como no les queda mucho combustible deciden llevársela al hospital universitario Marqués de Valdecilla en Santander, donde el helicóptero tiene su base», explica el padre.

«No es David Meca, pero contaba a su favor que era agosto, el agua estaba a 24º, y desde pequeña sabía que al mar no había que tenerle miedo pero sí respeto», añade. Como la temperatura del agua en verano no es baja, la chica únicamente se vio afectada por una ligera hipotermia.




Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar

Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar