Suspenden de empleo y sueldo a un enfermero malagueño por falta de protección ante el COVID-19

El sanitario lleva 20 años trabajando en una ambulancia no medicalizada

José Javier García tiene 52 años y lleva 20 trabajando como enfermero del 061 en las calles de Málaga. Como parte de un equipo de coordinación avanzada, se mueve en una ambulancia no medicalizada (sin médico a bordo), pero que sí recibe apoyo telefónico permanente desde el centro de operaciones.



Su experiencia durante la crisis del COVID-19 ha sido muy distinta de lo que cualquiera podría imaginarse porque el 20 de marzo acudió a la sede de la empresa para protestas por la falta de protección que estaban sufriendo y la empresa decidió suspenderle de empleo y sueldo.

La empresa concesionaria del 061 en Málaga llevó el asunto a los tribunales, de hecho, pero la Justicia archivó el caso. Lejos de retractarse, sin embargo, han decidido sancionarle con 72 días sin empleo y sueldo, alegando que irrumpió en la sala de operaciones sin autorización, poniendo en peligro a sus compañeros.

El caos del enfermero andaluz ha generado mucha indignación entre sus compañeros y también entre sanitarios del resto de España.  El sindicato CGT ya ha anunciado que va a llevar este caso a los tribunales y que ha convocado una caravana de protesta en Málaga el próximo día 30 de junio.

In this article