Sorbas: Casas colgantes y galerías excavadas sobre el yeso

La comarca del Levante Almeriense nos sorprende con Sorbas, una localidad encaramada sobre un barranco. Destacan sus casas al filo del precipicio y un paraje natural de depósitos de yeso que han originado múltiples cavidades tanto en superficie como subterráneas. Sus encantadoras plazas, miradores, iglesias y otros vestigios del pasado completan un patrimonio de lo más enriquecedor.

El pueblo de Sorbas se encuentra bordeado por el Río Aguas, y enclavado entre la Sierra de los Filabres, Sierra Alhamilla y Sierra Cabrera, así como también entre el Campo de Tabernas y los Valles de Vera y Almanzora. Se sitúa a 57 kilómetros al noreste de la capital almeriense.



Su término municipal cuenta con una gran cantidad de pedanías o cortijadas diseminadas.

Sorbas también es conocida como la «Cuenca chica» por sus casas colgantes sobre el barranco, que recuerdan a las casas colgadas de la ciudad castellano-manchega de Cuenca.

En el municipio se localizan algunas de las canteras de yeso más productivas de Europa, que se exportan a granel por los puertos de Garrucha, Carboneras y Almería. También es sede de una industria conservera y de encurtidos, complementada con la agricultura de secano y la alfarería.

La Plaza de la Constitución es el punto neurálgico del pueblo. Aquí se alza la Iglesia de Santa María, construida en el lugar que ocupó una antigua mezquita. Las sucesivas intervenciones en el inmueble han creado un conjunto muy peculiar, con rasgos de los diferentes estilos arquitectónicos que predominaron en la provincia: Mudéjar, Barroco y Romanticismo. En la torre destacan los cuatro santos que flanquean las esquinas.

En la misma plaza se haya el Ayuntamiento, compuesto por dos edificios y un torreón con grandes ventanas que dan luz al interior. El bloque de la Casa Consistorial fue construido en 1893 y tiene dos plantas, mientras que su anejo es conocido como la Casa de la Cámara Agraria y tiene tres pisos de altura. Ambos son de estilo ecléctico.

El Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María están acompañados por la Casa del Duque de Alba. Se trata de un palacio de estilo neoclásico que pertenecía a los Duques de Alba, Señores de Sorbas y Lubrín. En su interior destaca el patio central. En la Plaza de las Alfarerías se encuentra la Ermita de San Roque. Es un templo de pequeñas dimensiones, de estilo sencillo y sin apenas decoración. Fue creado entre los siglos XVIII-XIX.

Además de los monumentos, Sorbas ofrece otros lugares de interés como pueden ser los distintos miradores desde donde se pueden observar las conocidas como «casas colgantes» y el Afa, nombre que recibe el precipicio sobre el que se asienta el pueblo.

Uno es el Mirador de Santa Cecilia, en la Plaza de la Torreta. Se ubica en el punto más alto de la localidad. En este sector hubo una torre vigía conocida como “la torreta”, que ya no existe en la actualidad. Junto a la plaza se localiza el Teatro Municipal Villaespesa.

También destacan el Mirador del Castillo y el Mirador del Porche. Si bien, por emplazamiento, el más espectacular es el Paseo Mirador de las Casas Colgantes – Las Cruces. Está construido sobre el propio barranco de Afa, lo que favorece unas fantásticas vistas del entorno.

Otro sitio atractivo es la Plaza de Joaquín de Haro, realizada recientemente. En su centro se encuentra el monumento en homenaje a Joaquín de Haro, vecino de Sorbas, que dedicó su vida al desarrollo de la artesanía de la hojalata.

Es importante resaltar la tradición alfarera de Sorbas, que tuvo hasta 24 fábricas a mediados del siglo XIX. En la actualidad se sigue considerando el principal centro alfarero de la provincia. Se conservan alfares, pilones, balsas, vasijas, tiestos y otros elementos artesanos. También un antiguo Horno Árabe que sigue activo y se destina a la cocción de las distintas piezas de barro que se elaboran.

A las afueras del casco urbano, en la carretera N-340 justo debajo de Afa, está la Ermita de Nuestra Señora de Fátima. Se trata de una iglesia muy sencilla y de pequeñas dimensiones.Pero Sorbas esconde otro tesoro: el Paraje Natural Karst de Yesos. Este espacio singular es uno de los principales reclamos, no solo del municipio, sino de toda la provincia de Almería.

Estamos hablando de un paraje de unas 2.380 hectáreas, donde la acción del agua de la lluvia sobre el yeso ha provocado una multitud de cavidades tanto en superficie como subterráneas, reconociéndose este espacio natural como uno de los más importantes del mundo. También es de los mejores conservados gracias a la baja pluviosidad de la región.

Entre estas galerías podemos destacar la Cueva del Agua, que es la más grande (8 km), y la Cueva de Covadura, que es la más profunda (120 metros). También nombramos la Cueva del Yeso y la Cueva del Tesoro, ambas de gran belleza. Sumergirnos en estos pasadizos naturales es dar un paso a un mundo mágico de estalactitas, estalagmitas, cristales y columnas de yeso de diversos colores y formas espectaculares.

En 2002 la Junta de Andalucía inauguró en este entorno el Centro de Visitantes Los Yesares. El sitio muestra las etapas de formación de este fenómeno kárstico, los aspectos biológicos que lo componen, los restos arqueológicos encontrados, las costumbres y forma de vida del hombre prehistórico e incluso dispone de la réplica de una cueva hecha con mucha dedicación a base de cristales de yeso. Terminamos así nuestro viaje por este fascinante rincón almeriense.

 

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

In this article



VisualMarket Óptica Outlet

Tu cuidado visual y la moda a unos precios que te puedes permitir

Avda. del Sol, 2, (El Tomillar) Torre del Mar

VisualMarket Óptica Outlet

Tu cuidado visual y la moda a unos precios que te puedes permitir

Avda. del Sol, 2, (El Tomillar) Torre del Mar