Muere el icónico actor francés Jean-Louis Trintignant a los 91 años de edad

El icónico actor francés llevaba cuatro años retirado y padecía cáncer.

Esta mañana ha muerto el actor Jean-Louis Trintignant. Según ha indicado su familia a la prensa francesa, el mítico intérprete “falleció de forma tranquila, a consecuencia de su vejez, rodeado en su casa por sus seres queridos”. Ha ocurrido cuatro años después de que se retirara oficialmente del cine a causa del cáncer que padecía, cuando tuvo que rechazar un papel en una película de Bruno Dumont y aseguró que “el cine ha acabado para mí”. “Tengo miedo de no dar la talla físicamente. Ya no logro desplazarme solo, necesito a alguien a mi lado”. La carrera de Trintignant se remontaba a más de medio siglo, hacia los años 50.



Nacido en el departamento de Vaucluse, en Francia, en 1930, Trintignant no tardó en mudarse a París para realizar su debut teatral con apenas 20 años. Su primer gran título para el cine fue Y Dios creó a la mujer, dirigida por Roger Vadim en 1956, donde Trintignant interpretaba al apocado marido de Brigitte Bardot. Repetiría con Vadim en Las relaciones peligrosas o Château en Suède, y antes de concluir la década se pondría a las órdenes de Abel Ganz en la superproducción Austerlitz, para desde entonces alternar papeles entre Francia e Italia. A partir de los 60 se vería inmerso en los grandes cambios traídos por la Nouvelle vague.

Trabajó por primera vez con Costa-Gavras en Los raíles del crimen, apareciendo junto a otro gran rostro del cine galo como era Jean-Paul Belmondo (también fallecido recientemente) en ¿Arde París? Llegado 1966 Claude Lelouch escuchó que su tío Maurice fue un piloto de Fórmula 1, lo que le motivó a ficharle para un papel similar en Un hombre y una mujer junto a Anouk Aimée: gran éxito internacional que llevó a su equipo a los Oscar, y convirtió a Trintignant como estrella. Su estatus se consolidó al año siguiente, cuando tras ganar el premio a Mejor actor en el Festival de Berlín por El hombre que miente protagonizó uno de sus films más conocidos: El gran silencio, spaghetti-western de Sergio Corbucci.

Más tarde trabajó con Éric Rohmer en Mi noche con Maud y volvió a colaborar con Costa-Gavras para obtener otro triunfo en Z, reconocido como Mejor actor en el Festival de Cannes. Llegado en 1970 protagonizó otro clásico como El conformista de Bernardo Bertolucci, y al comienzo de la década hizo su debut como director en Un día bien aprovechado. Luego de que le dirigiera en El hombre que miente repitió con Alain Robbe-Grillet para Deslizamientos progresivos del placer, y protagonizó la superproducción italiana El desierto de los tártaros. Trabajó sin descanso en las décadas siguientes, saltando a Hollywood con Bajo el fuego y colaborando con François Truffaut en Vivamente el domingo.

Llegado 1986 protagonizó la secuela de Un hombre y una mujer, titulada Un hombre y una mujer: 20 años después, y en los 90 empezó a espaciar un poco sus apariciones, con la sonora excepción de Tres colores: Rojo, de Krzystof Kieslowski. En 2003 la tragedia se abatió sobre su familia, cuando su hija Marie fue asesinada por quien era su pareja, el músico Bertrand Cantat. Desde entonces Trintignant volvió a actuar en muy raras ocasiones, destacando Amor de Michael Haneke en 2012. Repitió con él cuatro años después en Happy End, siendo su último film antes de retirarse otra colaboración con un viejo conocido: Claude Lelouch.

Fue en Los años más bellos de nuestra vida, la tercera entrega de la saga de Un hombre y una mujer, que volvía a coprotagonizar Anouk Aimée más de treinta años después.




Nerja

Siente Nerja, siente la libertad

C/. Carmen, 1 * 29780 Teléfono: 95 254 84 00