Menos de cinco años de cárcel por matar al vigilante de un supermercado durante un atraco en Barcelona

La Fiscalía reclamaba una condena de 28 años de cárcel por robo con violencia y asesinato con alevosía e intimidación, que tras el acuerdo con la defensa, ha rebajado a casi cinco años por robo con violencia y homicidio.

Un hombre ha aceptado este lunes una condena de menos de cinco años de prisión (cuatro años y 11 meses) por matar al vigilante de seguridad de un supermercado de Mollet del Vallès (Barcelona) durante un atraco en 2003, según informa 20 Minutos.



Ha sido tras un acuerdo de la defensa y la Fiscalía que implica cuatro años y un mes de prisión por un delito de homicidio, 10 meses y medio por un delito de robo con violencia y una multa de 120 euros por robar el coche que usó para el atraco, ha explicado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El hombre también deberá pagar un total de 133.000 euros en concepto de responsabilidad civil: 132.000 para los familiares de la víctima y unos 1.000 para el supermercado.

El juicio con jurado tenía que empezar este lunes en la Audiencia de Barcelona y estaba previsto que durara hasta el 11 de mayo, pero no se ha celebrado porque el acusado ha reconocido que mató el vigilante acuchillándole durante el atraco que cometió el 18 de octubre de 2003.

El acusado iba con dos hombres más, a quienes no se ha identificado, y robaron un coche para atracar un supermercado Bon Preu: uno se quedó esperando en el asiento del conductor y otro, junto al acusado, entraron en el establecimiento con la cara tapada y exhibiendo un cuchillo grande con el que interpelaron a las cajeras para que les dieran el dinero.

Las trabajadoras les entregaron 1.028 euros y, al oír los gritos de empleados y clientes, el vigilante de seguridad se acercó a la zona de cajas, según explica el escrito de acusación de la Fiscalía.

Allí, el acusado golpeó al vigilante hasta hacerlo caer al suelo y después le clavó el cuchillo repetidamente en varias partes del cuerpo.

Los dos atracadores salieron del supermercado con el dinero robado, pero el acusado volvió a entrar para matar al vigilante con más cuchilladas «porque deseaba provocarle el mayor sufrimiento posible antes de que muriera», señala el fiscal.

Al principio, la Fiscalía reclamaba una condena de 28 años de cárcel por robo con violencia y asesinato con alevosía e intimidación, que tras el acuerdo con la defensa ha rebajado a casi cinco años por robo con violencia y homicidio.

In this article



El Caserío de Las Monjas

Cocina tradicional, mediterránea y vasca. Carnes, pescados, guisos, postres… ¡Divino!

C/ Federico Téllez Macías, 4; Vélez-Málaga