La Guardia Civil detiene en Málaga a 7 personas por apropiación indebida y estafa a un anciano de 95 años

El anciano sufría malos tratos de su cuidadora y de su pareja los cuales, al cerciorarse de que no tenía hijos ni familiares directos, se apropiaron del dinero que tenía en cuentas bancarias y de las pensiones que recibía.

La Guardia Civil, en el marco de las actuaciones que se llevan a cabo dentro del Plan Mayor Seguridad de la Secretaría de Estado de Seguridad, en la denominada “Operación ROSIGNOL” han detenido a 7 personas por los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, estafa, apropiación indebida y malos tratos a un anciano en la localidad de Antequera.



La investigación se inició el pasado mes de enero cuando los servicios sanitarios alertan a la Guardia Civil por una fuerte discusión entre una persona de 95 años de edad y su cuidadora en un centro de salud, activándose el plan Mayor Seguridad para la prevención de hechos delictivos contra personas mayores.

Tras las gestiones oportunas, los agentes corroboran que el anciano está sufriendo malos tratos de su cuidadora y que además, ella y su pareja le están sustrayendo dinero de las cuentas bancarias.

Tras el fallecimiento de la mujer del anciano, éste contrató los servicios de una cuidadora desde el año 2.017. La cuidadora y su pareja, ante la situación de vulnerabilidad del anciano que no tenía hijos ni familiares cercanos, idean una estructura criminal para obtener el dinero de la víctima y blanquearlo posteriormente.

Además, realizaron varios poderes notariales con el fin de ser herederos únicos legales del anciano y poder gestionar las cuentas bancarias y sus propiedades. Con esta documentación retiraron los ahorros en efectivo que poseía el anciano en su vivienda, el dinero que poseía en las cuentas bancarias y de las pensiones que recibía de Suiza y España y por las que cobraba unos 5.100 euros al mes, llegando incluso a planificar el matrimonio de la cuidadora con el anciano a fin de apropiarse de todos sus bienes.

El dinero era retirado en efectivo y reingresado en otras cuentas bancarias con titularidades distintas para así evitar ser detectados para lo cual utilizan a dos asesores fiscales y a diversos familiares, llegando a apropiarse con más de 210.000 euros con los que compraron una vivienda y un vehículo.

En los registros practicados llevados a cabo fue incautada numerosa documentación, siendo detenidas 7 personas de nacionalidades española y danesa a los que se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, estafa, apropiación indebida y malos tratos, realizándose la inmovilización de dos viviendas, un vehículo y ocho cuentas bancarias.

En este artículo



Instituto LEVILÁSER Oftalmología Clínica

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{