IU propone que el Parque Tecnoalimentario Costa del Sol Axarquía incorpore un plus de excelencia medioambiental en su desarrollo

El grupo municipal de Izquierda Unida en el consistorio veleño ha registrado una iniciativa dirigida al equipo de gobierno planteándole que, en base a la experiencia llevada a cabo por la SAT TROPS en sus nuevas instalaciones de El Trapiche, desde el Ayuntamiento de Vélez-Málaga y la sociedad Parque Tecnoalimentario, en coordinación con las empresas implantadas en este recinto y las que lo harán en breve, se adopten medidas correctoras acústicas que hagan compatible esta actividad industrial con la turística o residencial que se desarrolla en la vega que rodea al Parque.

Según el portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, “dado que estas industrias en su mayor parte están relacionadas con los subtropicales y su comercialización, la actividad continua de los motores exteriores de las cámaras frigoríficas de estas primeras naves, sin aislante acústico que lo minimice y funcionando 24 horas del día, ha introducido un elemento disruptivo en este enclave”.

Sánchez ha explicado que “aunque este fenómeno podría incluso estar dentro de los parámetros permitidos, ya ha sido corregido -porque tampoco conlleva mucha dificultad el hacerlo- en las instalaciones que la SAT TROPS tiene en las inmediaciones”.

“Y es que no podemos olvidar que el Parque Tecnoalimentario Costa del Sol Axarquía es una apuesta respaldada por más de 30 millones de euros de inversión pública, con el ánimo de reconciliar aspectos económicos, sociales y medioambientales, pilares básicos para alcanzar un modelo de desarrollo sostenible”, añadió el edil veleño.

“Tanto es así que, bajo estos criterios de excelencia, cuando nos referimos al Tecnoalimentario no nos estamos refiriendo a un polígono industrial al uso, entendiéndose éste como un conjunto de naves situadas en un entorno normalmente urbano y rodeado de una gran densidad de infraestructuras viarias que, por si mismas, tendrían cierta capacidad para eclipsar y absorber el impacto acústico que genera día a día la propia actividad de las empresas instaladas en el recinto”, explicó.

Según Sánchez, “precisamente esa innovación empresarial bajo la que se gestó este parque, y hasta su propia ubicación en una fértil vega rodeada de cultivos y algunas edificaciones vernáculas vinculadas en su momento a los usos agrícolas o destinadas, de un tiempo esta parte, a dar cobertura a un incipiente turismo rural, debe hacernos ver la necesidad de seguir conciliando este desarrollo económico, necesario para el municipio y para la comarca, con un desarrollo sostenible y medioambientalmente respetuoso con el entorno más próximo”.



El Despacho

Elaboramos tapas principalmente con los productos de las cuarteladas existentes en el Mercado

Calle del Río, 28, Torre del Mar

El Despacho

Elaboramos tapas principalmente con los productos de las cuarteladas existentes en el Mercado

Calle del Río, 28, Torre del Mar