Investigan el tráfico de armas en la Axarquía tras intervenir a delincuentes peligrosos un subfusil de la Guardia Civil

El coche intervenido a un hijo de un Policía Nacional investigado fue calcinado estando estacionado junto a la comisaría de Vélez-Málaga.

La Guardia Civil ha recuperado uno de sus subfusiles que supuestamente estaba en posesión de unos delincuentes -dos de ellos considerados muy peligrosos- que fueron detenidos en Rincón de la Victoria en una intervención en la que también se intervinieron dos cargadores con munición real, un arma de electrochoque, una pistola de airsoft y un cuchillo, informe diario EL MUNDO.



Las indagaciones de los agentes del Instituto Armado tratan de saber por qué estas personas tenían en su posesión un subfusil automático Star Z45, una clásica arma de dotación de este cuerpo de seguridad y del Ejército español.

Según ha podido saber EL MUNDO, la actuación que ha permitido su recuperación se produjo el pasado 15 de junio, en la calle Estados Unidos, en la urbanización Añoreta Golf, adonde se desplazó una patrulla tras recibir un aviso que alertaba de un incidente violento.

Cuando los agentes llegaron al lugar, se toparon con dos parejas de hermanos, supuestos delincuentes con antecedentes a sus espaldas, dos ellos considerados muy peligrosos. Por circunstancias que se tratan de aclarar, mantenían un enfrentamiento cuyo desenlace podría haber sido imprevisible a tenor del hallazgo que hicieron los guardias civiles.

Una vez calmada la situación, registraron el turismo de dos de los implicados, unos hermanos naturales del barrio de Portada Alta de la capital malagueña, objeto del interés policial por supuestas actividades turbias. En su interior hallaron un subfusil automático Star Z45, dos cargadores con munición real, un arma de electrochoque, una pistola de airsoft y un cuchillo.

Lo más sorprendente es que la arma de fuego era de la Guardia Civil. Antigua, como reflejaba el escudo del cuerpo que la adornaba, pero en perfecto estado de uso. Y la gran incógnita que ahora tratan de despejar los responsables del caso es cómo un subfusil de un cuerpo de seguridad del Estado estaba en manos de unos presuntos delincuentes y cuál era el verdadero trasfondo de la fuerte discusión.

Fuentes cercanas al caso explicaron que los otros dos hermanos implicados, hijos de un policía nacional que fue absuelto tras ser acusado de matar a un joven por una pelea de tragaperras cuando estaba fuera de servicio, son considerados como muy peligrosos y han sido objetos de diversas investigaciones.

Uno de ellos, «el más conflictivo», fue detenido por la Policía Nacional por un supuesto delito contra la salud pública relacionado con un cultivo de marihuana. Los agentes que desarrollaron la operación le intervinieron su flamante nuevo coche para uso policial, algo que le enfadó mucho. Poco después, el vehículo, estacionado junto a la antigua comisaría de Vélez-Málaga, era calcinado. Se revisaron las cámaras de seguridad, pero no se pudo saber quién había provocado el fuego.

Los cuatro individuos fueron arrestados por diferentes delitos -entre ellos, derivados de la tenencia de las armas- y trasladados al puesto del Instituto Armado en Rincón de la Victoria.

EL MUNDO se puso en contacto con la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga por si podía aclarar la tipología de los cargos y otros aspectos del caso, aunque sus fuentes se limitaron a decir que «no informamos sobre una investigación abierta» y «ni confirmamos, ni desmentimos».

TRÁFICO DE ARMAS

Precisamente días atrás la Policía Nacional informaba de que una pista en Málaga fue el punto de partida de una operación desarrollada en 15 provincias y que permitía desmantelar una red dedicada a la comercialización y distribución ilícita de armas.

La investigación comenzó hace más de un año cuando los agentes especializados en la materia tuvieron conocimiento de la existencia de una persona que -desde Málaga- se dedicaba a comerciar en el mercado negro con armas y piezas fundamentales de las mismas. Este individuo disponía de una extensa red de contactos a nivel nacional que utilizaba para la compraventa de dicho material.

En el operativo se intervinieron 731 armas y fueron detenidas 21 personas por un presunto delito de tenencia y tráfico ilícito de armas, entre las que se acusa a seis por depósito de armas de guerra, depósito de municiones y depósito de explosivos.

In this article



Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671