Guanzato del Guadix a un Vélez que perdió una ventaja de tres goles en 15 minutos (3-3)

Sabemos que un 2-0 es un resultado engañoso, pero por lo visto, con este Vélez, también lo es ir ganando por 3-0 ante un rival que parecía muerto. Pero el 3-1, que llegó minuto y medio más tarde que llegara el tercero de los locales, hizo que el Guadix cogiese aire, y que se apoderara de la grada de un «run-run», que al final se convirtió en asombro, cuando en el minuto 92, los accitanos volvían a llevarse algo de un Vivar Téllez asombrado. Esto incluso provocó, que algunos aficionados gritaran contra el técnico Carlos Tello, cosas del caprichoso balón, porque hace dos jornadas, los jugadores y también el entrenador eran héroes, pero pasaron a ser villanos. 

El entrenador veleño, que está vacunado en miles historias, reconoció que a posteriori no hubiese echo los cambios sobre todo de Vergara y Goffín, y es que con 3-0 a favor pensaba en el Rincón, partido que se juega este jueves..pero, el fútbol nos volvió a demostrar que guarda agradables o desagradables sorpresas, según quién las reciba. El punto para el Guadix no le soluciona grandes cosas, pero el obtenido por el Vélez es muy poco botín para un partido que nunca, nunca debió escaparse. Ya son cuatro puntos los que los granadinos han remontado al Vélez esta temporada. En la dia, con 0-2, nos empataron en los últimos instantes. Y son ya 5 temporadas sumando en el estado veleño. 



El Guadix empezó mandando ante un Vélez que le costó entrar en el partido, pero que guiados por Dani González y Vergara, sin hacer un gran fútbol, comenzó a llegar fácilmente. «Chiate», capitán ya que Damián descansó, tuvo dos opciones de gol con dos remates (12 y 18), rozando el poste y con una gran parada de Óscar. Parecía cuestión de paciencia para encontrar el primer gol, y este llegó en el minuto 27, cuando tras un lanzamiento de Rafa Navarro, lo para el cancerbero accitano, y el rechace lo pescó Joselinho para hacer el primero. El propio «brasileño» del Vélez, con jugadas de fantasía en algunos momentos, combinó con Guerra, pero no hubo rematador en unos minutos de gran dominio de los blancos. Antes del descanso, Vergara puso de nuevo sus gotas de ingenio y calidad y se acercó al 2-0, pero al descanso se llegó sin más goles.

Y curiosamente, en la segunda parte iban a llegar 5 goles, cuando hasta el minuto 65 no pasó nada de nada en las áreas. Pero iba a comenzar el recital ofensivo y desastre defensivo de ambos equipos. En el 69, Dani González saca una falta y Rafa Navarro impone su gran salto para marcar un bonito gol de cabeza, celebrado con su familia en la grada. ¿Partido sentenciado?, efectivamente ni mucho menos. Cuatro minutos más tarde, y cuando ya se habían ido Guerra y Vergara, llega el 3-0, con otra jugada eléctrica y vertical por la izquierda de un preciosista Joselinho, para asistir a Eloy, que era su primer balón que tocaba, para solo empujarla. 3-0, ¿Partido sentenciado?, eso pensábamos. Pero no habían pasado dos minutos cuando el Vélez está descolocado en la zaga, y Pedro Amate, que también había salido desde el banquillo minutos atrás, hace un buen control en la frontal del área y rematar para hacer el 3-1. 

A continuación llegó la debacle. Primero una entrada de roja del central Espínola sobre Joselinho que no fue castigada así. Hubo indignación por ello, y a partir de ahí nerviosismo y ansiedad porque el partido se iba hacer largo cuando en el minuto 86 marcase Toni Iglesias en un balón perdido en el área, tras un rechace. Nos mirábamos todos, y pensábamos no puede ser que vayamos a sufrir en este partido, pero si es así que al menos los puntos se queden en casa. En el 88, Joselinho, el mejor del Vélez, pudo hacer el 4-2, pero el fútbol nos tenía preparada una historia de terror, y el final parecía ya escrito. Se rezaba para que ningún balón llegase al área, en mente el partido del Torremolinos, algunos jugadores no podían con la camiseta, más bien no le cabían en el cuerpo, porque la «cagalitis» se apoderó de todos. Y claro, el 3-3 llegó. Centro desde la izquierda, y nadie acierta ni cortar la línea de pase, ni defender un balón al corazón del área, y el «pichichi» granadino, Amate, hace el tercero, y colorín colorado, este cuento ya nos lo han contado. La locura hubiese sido, que el minuto y algo que hubo hasta el final, el Vélez hubiese marcado el cuarto, y claro todo lo anterior hubiese sido una anécdota. Pero no, fue una pesadilla. 

Vélez: Javi Cuenca, Luija, Luis, Goffin (Javi Fernández, min. 74), Rafa Navarro, Iván Moya, Vergara (Eloy, min. 70), Nacho, Emilio Guerra (Diego, min. 65), Dani González y Joselinho
Guadix: Óscar, Juanjo, Dani Tejada, Victor, Nando, Enrique Cruz (Toni Iglesias, min. 78), Pedro (Pedro Amate, min. 61), Manolo, Luis Olalla, Pedro Corral y Vergara (Toni Martínez, min. 65).
Goles: 1-0, min. 28: Joselinho. 2-0, min. 70: Rafa Navarro. 3-0, min. 74: Eloy. 3-1, min. 76: Pedro Amate. 3-2, min. 87: Toni Iglesias. 3-3, min. 90: Pedro Amate

Árbitro: Pérez Guerrero de Córdoba. Amonesto al local Goffín y a los Óscar, Juanjo, Victor, Manolo y Toni Martínez.
Campo: Vivar Téllez, 500 aficionados.

Foto: Tomás Jaime.

 

En este artículo



Lavarapid

Lavandería autoservicio en Torre del Mar. Hasta 13 kilos y en solo 30 minutos

Bar Tulum Beach

Espectaculares cafés y cócteles frente al mar en la hermosa playa de Rincón

Paseo Marítimo Virgen del Carmen, 125, 29730 Rincón de la Victoria, Málaga