El reciente auge de la moda ecológica y sostenible en España

De ser una tendencia a convertirse en un modo de vida. Hace no más de diez años, vestir de manera ecológica en España era difícil lograrlo por el poco conocimiento que se tenía sobre esta industria.

Pero hoy en día, muchas marcas se han apuntado a esta forma de proteger al medio ambiente y al ser humano produciendo y vendiendo cada vez más prendas ecológicas.



¿Cómo saber que es ropa ecológica?

Algunas marcas se intentan apuntar al carro de esta moda sostenible, o también llamada slowfashion, vendiendo la ropa como si fuera orgánica. Pero, en algunas ocasiones, eso se aleja de la realidad.

Por ello, para cerciorarnos de que realmente estamos comprando ropa ecológica, dichas prendas deben contar con un certificado que, en el caso de Europa, el más común es el de la Normas Textiles Orgánicas Globales o GOTS, por sus siglas en inglés.

Para conocer si la ropa es ecológica o no, puedes mirar también el tejido usado para la prenda. Por ejemplo, la más común es el algodón orgánico, una nueva tendencia que está ganando mucha fuerza en el mercado, al igual que la ropa hecha con bambú. Son fibras que no se han manipulado con ningún producto químico o sustancia tóxica, lo que deja menos alergias e irritaciones en la piel, sobre todo de los bebés.

También para los más pequeños

Hasta los propios bebés agradecerán sin palabras, pero sí con una sonrisa, que los vistas con ropa orgánica.

Con estas prendas, la piel del más pequeño podrá transpirar más fácilmente que con una sintética y así, evitar los constipados comunes de los primeros meses de vida. Y, por supuesto, la suavidad de la tela nunca se te olvidará.

Aunque el algodón tenga un color bastante neutro y que puede parecer aburrido, se pueden utilizar colorantes naturales en la ropa para bebés y realizar diseños divertidos para que el más pequeño luzca a la moda sostenible.

Marcas españolas

El consumo responsable ha dejado de estar en el segundo plano para ser una de las prioridades de la moda, entre ellas, la española.

Algunas de las marcas que están apuntando alto en el mercado español de la moda sostenible son, por ejemplo, Skunk Funk, una de las marcas pioneras en España que ha apostado desde el principio por la ropa ecológica.

Lo ecológico no significa que sea aburrido. Por ello, muchas de esas marcas, como kfetera.com, intentan salirse del equivocado estereotipo y demuestran con sus diseños que vestir orgánico también puede ser divertido.

Una moda para quedarse

La moda sostenible ha llegado para quedarse en España. Ya el consumidor no solo se fija en lo que uno lleva puesto, sino que va más allá y se preocupa que lo que viste proteja al planeta.

Además, este auge por la moda sostenible ha impulsado la producción de algodón orgánico en muchos países, como en Brasil, dando a la industria textil otro incentivo para seguir avanzando y olvidando las malas prácticas que adoptan las grandes marcas de ropa.