Ecologistas en Acción ha denunciado que se ha extinguido una planta endémica por la masificación en el Río Chillar 

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción), ha presentado una denuncia, ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de la Junta de Andalucía, por la destrucción de todo vestigio de una planta endémica existente en las márgenes del río Chíllar, en pleno Parque Natural de Tejeda y Almijar.

El río Chíllar, en su tramo alto y medio, es un importante curso fluvial, de aguas permanentes, que discurre dentro del área protegida del Parque Natural de Tejeda y Almijara (actualmente ZEC o Zona de Especial Conservación ES6170007 ) y toda la cuenca presenta un pinar, principalmente de pino carrasco (Pinus halepensis) y matorral termófilo.



Dentro de la normativa de este espacio natural, su Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), indica que toda la cuenca del río se encuentra entre las Zonas de Protección de Grado B, sometidas a restauración de ecosistemas. Condicionado por este cauce, se desarrolla en sus márgenes, dos Hábitats de Interés Comunitario (HIC), un HIC de tipo  92A0: “Bosques de galería de Salix alba y Populus alba”, y un HIC tipo 6420: “Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinion-Holoschoenetum, especialmente la asociación Molinio arundinaceae-Ericetum erigenae, que es un herbazal-brezal denso que se desarrolla sobre suelos hidroturbosos de arroyos de curso rápido, situado en las márgenes del río Chíllar, donde hemos identificado las especies: Molinia caerulea ssp. arundinacea y Erica erigena, como especies características, pero también acompañadas de la especie Galium viridiflorum, un endemismo andaluz bético.

Debe resaltarse el hecho de que la especie Galium viridiflorum., inventariada por Cabezudo et al. (2005), del Departamento de Biología Vegetal de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, fue localizada en las márgenes del río Chíllar con el punto de localización: 30SVF2172, 30SVF2171, figurando en los pliegos MGC-56233 y MGC-56234 del Herbarium MGC sito en el mencionado Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga. Por otra parte, forma parte del Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Decreto 23/2012 de 14 de febrero).

La mencionada especie, endemismo bético (Málaga-Granada), es una planta herbácea, perenne y trepadora (una pequeña liana), rara en terrenos dolomíticos y que está actualmente inventariada en la Lista Roja de las Plantas Vasculares de Andalucía, como “vulnerable”, siendo oficialmente su amenaza: “alteraciones hídricas y fragmentación de poblaciones”. Por estas razones Galium viridiflorum es destacada en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la ZEC de Tejeda y Almijara, entre “las especies más destacables”, hecho por el cual, en el mencionado PORN figura en el Inventario de Especies de flora relevantes como de tipo A-II (Anexo-II de la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, según el Formulario Oficial de la Red Ecológica Europea Natura 2000).

Desde hace dos decenios, y especialmente a partir de difusión de los enclaves naturales “turísticos” del Parque Natural de Tejeda y Almijara, se ha ido incrementando la fama del río Chíllar como refrescante lugar para el senderismo de verano”, puesto que gran parte del recorrido se realiza en el cauce o la ribera de dicho río. La afluencia de público durante los 3-4 meses del estío es masiva, contándose por uno o dos centenares de personas por día, transitando por un mismo sendero, unas veces lecho del río, otras márgenes del mismo, provocando un fuerte impacto derivado del ruido, el pisoteo, los desechos (restos de alimentos, envases, excrementos, papeles higiénicos, etc.), las extracciones de animales y plantas, el uso de las pozas como bañeras (usando jabón y champú en ocasiones), todo lo cual ha estado provocando la rarefacción de algunas especies de vertebrados (principalmente aves nidificantes) y la grave alteración de los hábitats riparios, en especial el herbazal con brezos Molinio arundinaceae-Ericetum erigenae, donde se encuentra el mencionado endemismo Galium viridiflorum.

Precisamente, en un estudio realizado recientemente en las márgenes del río Chíllar, por botánicos cualificados, que ya participaron en la realización del primer inventario de plantas de este parque natural, se ha constatado la total desaparición, de Galium viridiflorum que anteriormente se encontraba en las márgenes, así como una degradación importante de los herbazales de Molinia caerulea ssp. arundinacea, lo que consideramos como un impacto GRAVE a la biodiversidad.

Consideramos que, dado que la zona del Chíllar se encuentra en zona de Grado B, indicada para “restauración de ecosistemas”, y la especie Galium viridiflorum está incluida en las líneas de actuación que marcan los objetivos establecidos por el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de Tejeda y Almijara, dirigido a la conservación de la diversidad biológica, estableciéndose, que «se impulsará el establecimiento del grado de conservación». Y dado que, por otra parte, el mismo PRUG establece que «se fomentará el desarrollo de las medidas establecidas en el Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas (Tabla 33 del PORN) para alcanzar un estado global “bueno o mejor” para las masas de agua 0623030 (Río Chíllar), y, finalmente, dado que la zona está cubierta por un pinar con matorral, que en verano está sometido un fuerte estrés hídrico, y en la zona se producen actividades que pueden provocar incendios, en cuyo caso, la evacuación es comprometida por la estrechez del paso, convirtiéndose en una auténtica “ratonera” que podría producir una gran desgracia humana, esta asociación ha procedido a interponer denuncia de la desaparición de del endemismo bético Galium viridiflorum en las márgenes del río Chíllar, con toda seguridad motivada por el masivo pisoteo de sus márgenes, sin ningún plan de vigilancia y control de los usos, siendo responsabilidad subsidiaria la propia Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Por todo ello solicitamos que se adopte un sistema que regule la afluencia de público al río Chíllar a una mínima cantidad de personas/día, previa solicitud y autorización y se establezca una vigilancia activa por el paraje para evitar los impactos, además de que se ponga en marcha un plan de restauración de las riberas, que elimine las especies invasoras y reintroduzca la mencionada planta endémica, prohibiendo el paso en los lugares elegidos para este fin, petición que hemos realizado en reiteradas ocasiones como miembros de la Junta Rectora del Parque Natural de Tejeda y Almijara, como constará en las actas.

In this article



Chiringuito Casa Miguel

Desayuna junto al mar con nuestra gran variedad de panes, zumos, cafés y tés

Paseo Marítimo de Poniente, Torre del Mar

Chiringuito Casa Miguel

Desayuna junto al mar con nuestra gran variedad de panes, zumos, cafés y tés

Paseo Marítimo de Poniente, Torre del Mar