¿Cuál es la mejor manera de aplicar el microcemento en suelos y paredes?

Uno de los revestimientos más demandados en los últimos tiempos es el microcemento, dado que sus propiedades lo convierten en una gran opción para las reformas de suelos y paredes en el hogar. Pero para conseguir los mejores resultados con su aplicación, es necesario contar con un equipo de expertos cualificados que puedan asegurar acabados de la mayor calidad.

La importancia de los profesionales

Para aprovechar las propiedades y beneficios de este revestimiento es necesario contar con profesionales en la aplicación de microcemento en Málaga, de esta manera se tendrán mayores posibilidades de obtener los mejores acabados.



Dichos profesionales tienen experiencia y están especializados en la aplicación de este revestimiento, aumentando las garantías de sus resultados. De igual manera, los profesionales emplean los productos recomendados por el fabricante. Cada uno de los productos está formulado para optimizar la colocación, esto permite que el revestimiento tenga las propiedades estéticas y funcionales por las que se conoce.

Además, los expertos pueden preparar muestras previas para enseñarlas a los clientes, esto permite que puedan sentirse más seguros con la elección, antes de proceder con la aplicación del microcemento.

¿Cómo es su aplicación?

Al contar con la experiencia y las herramientas adecuadas, es fácil para los profesionales aplicar el microcemento en los espacios del hogar.

El revestimiento cuenta con una cualidad única que facilita su aplicación, con una gran capacidad de adherencia sobre cualquier superficie, desde azulejos, parquet, madera o yeso, permitiendo una instalación más versátil.

En todo caso, los profesionales pueden preparar las superficies para conseguir una buena solidez, para mejorar su durabilidad; incluso, las limpian previamente para obtener resultados con mayores garantías.

También pueden aplicar imprimaciones y promotores de adherencia en determinadas superficies, como azulejos, baldosas y hormigón, por ejemplo, con la finalidad de mejorar la rapidez de trabajo y la adherencia. En suelos, se usa una malla de fibra de vidrio que puede evitar tensiones, como dilataciones o contracciones de los suelos inferiores, donde se utilice el revestimiento.

Primero, se aplica el microcemento grueso, el cual tiene una mayor dureza y resistencia, y después se aplica de tres a cuatro capas de microcemento fino, las cuales son lijadas al secarse.

Por último, se utiliza un sellador de microcemento, como un barniz, con el que se consigue una mejora considerable en su resistencia y durabilidad. Cuando se aplica sobre las superficies, el grosor del microcemento es de entre 2 a 3 mm, por lo que no afecta a la carga estructural ni requiere rebajar las puertas de los espacios.

Una solución de fácil mantenimiento

Al contratar a profesionales en la aplicación de microcemento, se tiene la seguridad de contar con un revestimiento de calidad. El mantenimiento del microcemento es sencillo, requiere poco tiempo y esfuerzo, por lo que con un paño húmedo o una fregona, así como con agua y jabón neutro, es posible eliminar las suciedades, los residuos, o las manchas de la superficie del revestimiento.

No requiere cuidados especiales con productos caros o complicados de conseguir, tampoco necesita invertir mucho tiempo al día para obtener un buen resultado con su limpieza. La frecuencia de la limpieza de los suelos dependerá del uso y del tránsito que resista, sin embargo, es igual que la limpieza de cualquier suelo.

También hay productos específicos que se pueden usar para mejorar su resistencia después de un tiempo, y para aumentar el brillo, de esta manera se puede mantener su acabado estético en las mejores condiciones.

No hay posibilidades de que el microcemento se agriete con el paso del tiempo, ya que la delgadez y su capacidad de adherencia, evitan que el revestimiento pueda tener fisuras por sí solo, motivo por el cual no requiere juntas de dilatación.

Sin embargo, los golpes o el desgaste causado por la abrasión, pueden provocar fisuras pequeñas que no se extienden con rapidez sobre toda la superficie. En este caso, los profesionales pueden aplicar las reparaciones necesarias para dejarlo en buenas condiciones.



Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06

Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06