Consejos para elegir y comprar una afeitadora corporal

Afeitar o rasurar partes de tu cuerpo debe estar entre una de las rutinas de higiene que realices con mayor asiduidad. Las afeitadoras corporales juegan un papel esencial y su correcta elección garantizará la experiencia y satisfacción que necesitas.

Muchas son las maneras que encontrarás de comprar una buena afeitadora corporal, desde elegir marcas y modelos populares, hasta encontrar precios que encajen en tu presupuesto, aunque tengas que sacrificar un par de funciones. Sin embargo, la mejor manera de elegir y comprar una buena afeitadora corporal reside en el hecho de que seas capaz de evaluar las características que resultan determinantes al momento de utilizarlas, ya que será cuando comprenderás que habrá valido la pena el esfuerzo o que, por el contrario, habrás comprado el producto equivocado.



Autonomía

Partiendo de la base que la gran mayoría de las afeitadoras corporales que valen la pena son inalámbricas, ya que por cuestiones de comodidad cualquier producto cableado dejaría de ser precisamente cómodo, la autonomía juega un papel importante al momento de elegir esta clase de productos.

La autonomía se mide en tiempo. Las más baratas tienen una autonomía de entre 15 y 20 minutos, mientras que las gamas medias están entre los 30 y 40 minutos de autonomía. Finalmente, los modelos mejor dotados de los principales fabricantes superan la barrera de los 50 minutos de uso ininterrumpido.

Cuanto más tiempo tengas para utilizarla, mucho mejor. Podrás afeitar o rasurar todo tu cuerpo o las zonas que requieras sin necesidad de cargar su batería, lo que puede resultar muy satisfactorio.

Funcionamiento en ambientes húmedos

La mayoría de los especialistas recomienda que al momento de la depilación, de rasurarse o afeitarse, este proceso se realice cuando la piel está húmeda o directamente dentro de la ducha o bañera, y si es con agua tibia mucho mejor. La razón detrás de dichos consejos está en que la piel se irritará poco o nada, evitando la mayoría de los riesgos y malestares que ocasiona el afeitado.

Para ello, necesitarás una afeitadora corporal que funcione tanto en seco como en mojado, de manera que se pueda usar dentro de la bañera, dentro de la ducha o cuando la piel haya sido anteriormente humedecida para lograr resultados más higiénicos y cuidados sin ningún tipo de daño sobre la piel.

Utilización

Aunque todas las afeitadoras corporales tienen un diseño similar, no todas sirven para la misma situación, por lo que algunas están destinadas para su utilización en las zonas íntimas, otras son ideales para grandes extensiones de piel, mientras que hay algunas que están indicadas sólo para el rostro o diseñadas para la piel sensible, o bien, para mujeres u hombres en particular.

¿Cómo la utilizarás? Partiendo de la respuesta a dicha pregunta, encontrarás la afeitadora corporal que realmente necesitas, con las características y accesorios que se han diseñado para cumplir con esas funciones que para ti son importantes.

Tecnología en favor del cuidado de la piel

Depilarse, rasurarse, afeitarse, son procesos que sin importar el cuidado y atención que pongas, acaban irritando la piel. Por tanto, la mayoría de las marcas de mayor trayectoria en el mercado destacan por colocar en sus modelos de afeitadoras corporales, algunas tecnologías que permiten evitar o reducir los posibles daños.

Algunas incluyen láminas hipoalergénicas, otras incluyen masajeadores, exfoliantes, bandas de gel mentolado o directamente cuchillas de materiales cerámicos, para evitar que la piel sufra daños, alergias, infecciones o rozaduras, de manera que los resultados sigan siendo excelentes. Debes tener en cuenta qué tipo de tecnología tiene la afeitadora corporal que quieras comprar, ya que podría ser la diferencia entre una experiencia sobresaliente o una deficiente.

Marcas y modelos

Una afeitadora corporal es un producto de higiene. Por eso, salvo que tengas bastante conocimiento de este mercado, nunca conviene apostar por marcas de las que poco se conoce, o que no tengan valoraciones o referencias de otros consumidores o especialistas.

Apostar por marcas con trayectoria, por modelos que hayan demostrado un funcionamiento excelente, es mucho mejor, aunque tengas que pagar un poco más de lo que pensabas. La salud de tu piel y los resultados que obtendrás, seguro que lo valen.