Baños de la Encina, cuna de un castillo milenario

En las faldas de Sierra Morena descubrimos Baños de la Encina, una hermosa localidad de la provincia de Jaén. El término municipal cuenta con numerosas edificaciones inscritas en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, entre las cuales destacan el espectacular Castillo de Burgalimar, que es uno de los más antiguos de Europa, la Iglesia de San Mateo y la Ermita de Jesús del Llano.

Baños de la Encina pertenece a la comarca de Sierra Morena, en el norte de la provincia de Jaén y a 52 kilómetros de la capital jienense. Se sitúa sobre un cerro –a 425 metros de altitud– que separa Sierra Morena de la campiña olivarera.



El nombre de “Baños” viene de la riqueza acuífera de su subsuelo, con fuentes naturales y múltiples pozos, y “de la Encina” por la tradición que cuenta que la Virgen se apareció sobre una encina.

Su enclave privilegiado lo ha convertido en un atractivo lugar para los asentamientos humanos desde los tiempos más primitivos. Así, desde la época del Neolítico, pasando por los griegos, fenicios, iberos, romanos y musulmanes, han ido dejando sus huellas por el término municipal.

El núcleo urbano, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1969, es un conglomerado de gran belleza y armonía con el entorno. Se asienta en las laderas de un cerro que es coronado por el impresionante Castillo de Burgalimar, también conocido como Castillo de Bury Al-Hamma.

El castillo fue mandado a construir por el califa cordobés Alhaken II en el siglo X. La fortaleza es una robusta y almenada muralla con catorce torres, más una decimoquinta Torre del Homenaje edificada en el siglo XV, que constituye en realidad una modificación cristiana de una de las torres originales.

El Castillo de Burgalimar apenas ha sufrido daños, ya sean causados por el tiempo o la acción humana. Representa un ejemplo perfecto de fortaleza musulmana del siglo X, siendo el segundo castillo más antiguo de Europa. Al mismo tiempo, este conjunto fortificado es uno de los mejores conservados de toda España.

Fue declarado Monumento Nacional Histórico-Artístico en 1931. Además, este castillo ostenta el honor de poder enarbolar desde su Torre del Homenaje la bandera europea, un privilegio concedido por el Consejo de Europa y compartido únicamente con el Castillo de Florencia.

En la Plaza de la Constitución se alza otro de los grandes atractivos de Baños de la Encina: la Iglesia de San Mateo.

Se trata de una construcción de estilo gótico levantada en el siglo XV.

Destaca su espléndida torre campanario, de base circular y fuste octogonal.

También es interesante la pintura de la puerta del sagrario, atribuida a la escuela de Murillo.

Al sur de la plaza se encuentra el Ayuntamiento, ubicado en un edificio construido en el siglo XVI. En su sobria y sencilla fachada se observa el escudo real blasonado de la época de Carlos I.

En la parte alta del pueblo está la Ermita de Jesús del Llano, erigida en el siglo XVII. Es una sobria edificación de una sola nave y campanario en espadaña sobre la fachada principal. Pero el contraste con su interior es indescriptible: es todo luz.

Su camarín guarda la imagen del Cristo de Jesús del Llano, patrón de la localidad. Este espacio está rodeado de una impresionante y exuberante ornamentación de yeserías policromadas. Todo está lleno de motivos vegetales, volutas, ángeles, bustos de la virgen y santos, así como ojos de buey con vidrieras reales o simuladas, y espejos para que se refleje la luz y dé más grandiosidad al espacio. Un claro ejemplo del más exaltado barroco andaluz.

Baños de la Encina tiene repartidas una gran cantidad de casas palacio. El Palacio de los Molina de la Cerda, la Casa de las Viudas, el Palacio de los Priores o la Casa de los Delgado de Castilla son solo algunos ejemplos. Si bien, especialmente singular es el antiguo Molino de Viento de estilo manchego que emerge en pleno casco urbano. Edificado en el siglo XVIII, ha sido rehabilitado y en su interior acoge un pequeño museo sobre los molinos y los cereales.

A poco más de cuatro kilómetros del municipio se haya la Ermita de la Virgen de la Encina, que aloja a la patrona de Baños de la Encina. El actual templo, levantado en el siglo XVII, se construyó sobre otro edificio que debió ser más pequeño.

Muy cerca, también en plena naturaleza, se localiza la Ermita de Jesús del Camino. Se trata de un pequeño templo situado a un kilómetro del anterior. En este punto se realiza una romería el primer domingo del mes de mayo.

Parte del término municipal se extiende por el Parque Natural de la Sierra de Andújar, compuesto por formaciones de media montaña que contienen un ecosistema mediterráneo integrado por masas de encinas, alcornoques, quejigos, pino piñonero, robles y matorrales. Desde Baños de la Encina es posible adentrarse en el paraje a través de numerosos caminos, especialmente el que lleva desde el núcleo al Embalse de El Rumblar.

En una de las orillas del pantano, y sumergido parcialmente por las aguas, se encuentra el yacimiento argárico de Peñalosa. El poblado conserva un entramado de calles aterrazadas y de muros de pizarras pertenecientes a casas rectangulares, de 4.000 años de antigüedad, así como un aljibe. En él se hallaron restos de actividad metalúrgica y una importante sepultura monumental. Una historia milenaria que marca el punto y final de nuestro camino por este precioso pueblo jienense.

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

In this article



Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671

Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671