Tras los pasos de la Atlántida andaluza

La historia y la leyenda se entremezclan en los yacimientos jienenses de Marroquíes Bajos y Otíñar.

Por Francisco Gálvez



Andalucía es una de las regiones más diversas y cargadas de Historia de Europa, un mundo siempre fascinante para el viajero ávido de nuevos caminos por recorrer como el que proponemos.

Numerosos autores ( Bochart , Hertz, etc.) sitúan la Tarsis bíblica como la capital del reino tartesio, desde donde partían los barcos que el profeta Ezequiel menciona cargados de plata, hierro y otras materias rumbo al mundo conocido por entonces.

Dentro de lo que se supone que era el área de influencia de Tartessos, el Santo Reino de Jaén guarda uno de los tesoros arqueológicos más fascinantes y misteriosos de nuestra comunidad, en el paraje conocido como Marroquíes Bajos, al que la expansión de la ciudad ha estado varias veces a punto de hacer desaparecer para siempre y que, afortunadamente, se está recuperando.

El viajero curioso siempre puede compaginar el legado monumental, la gastronomía o los encantos de la provincia –que son muchos y variados-, con una visita a este yacimiento, que se remonta a la Edad del Bronce y que hace algún tiempo cobró una relevancia especial al ser motivo de un reportaje de National Geographic sobre la Atlántida, reproducido en más de 175 países y en 45 idiomas, y que asociaba el trazado de Marroquíes Bajos con el que supuestamente habría tenido la mítica Atlántida de Platón, ya que el parecido es sorprendente, desde el diseño urbanístico de forma concéntrica, a los fosos canalizadores del agua.

Si ya de por sí, Jaén siempre merece una visita en mayor profundidad, el viajero puede seguir indagando sin salir del término municipal de Jaén, concretamente en otro de los misteriosos legados del pasado, como es el barranco de El Toril, en el paraje conocido como Otíñar, donde a través del conjunto rupestre se sigue la vinculación atlante –como en Marroquíes Bajos también se repiten los círculos concéntricos- a través fundamentalmente de un símbolo ancestral que podría ser anterior a la Menorah judía, el candelabro de siete brazos sagrado, además de signos presentes en las culturas ibéricas y tarsésicas entre otros enigmas históricos que harán las delicias de los viajeros.

Sin salir pues del término municipal de Jaén, estos yacimientos suponen una oportunidad magnífica para recorrer, además, el casco histórico de la ciudad, su impresionante catedral, sus bares típicos o el mar de olivos de sus campos sin dejar por ello de impregnarse del legado ancestral que se pierde en la bruma de la historia.

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~
En este artículo



Chiringuito Casa Miguel

Disfruta junto al mar del pescado más fresco y de nuestros sabrosos espetos de sardinas

Calle San Andrés, 29740 Torre del Mar, Málaga

Chiringuito Casa Miguel

Disfruta junto al mar del pescado más fresco y de nuestros sabrosos espetos de sardinas

Calle San Andrés, 29740 Torre del Mar, Málaga