Montoro, la tierra que se desliza entre los meandros del río Guadalquivir

El corazón del Alto Guadalquivir nos regala una preciosa imagen en Montoro. Esta localidad cordobesa se establece en torno al caprichoso serpenteo que dicta el río Guadalquivir sobre este paraje, próximo a Sierra Morena. A esto hay que sumarle todo un legado artístico y cultural en monumentos, museos y lugares de interés cimentado por las diferentes civilizaciones que han pisado estas tierras.

Montoro está en la comarca del Alto Guadalquivir, en el este de la provincia de Córdoba y a 41 kilómetros de la capital cordobesa. La mayor parte del término municipal se emplaza en las faldas de Sierra Morena, sobre el Parque Natural de la Sierra de Cardeña y Montoro, haciendo el río Guadalquivir de frontera con la campiña.



En la zona se han encontrado restos arqueológicos de la época prehistórica y se especula que los griegos fueron los primeros colonizadores. Probado está la existencia de un poblado ibérico-turdetano y la presencia romana con la ciudad de Epora. Más tarde los árabes edificaron un castillo en el lugar, alrededor del cual surgiría el núcleo de población.

Buena parte del casco urbano se levanta sobre una colina, formando un espacio de calles estrechas, angostas y escarpadas, con casas suspendidas sobre las rocas situadas en la ribera. Es destacable el contraste de los edificios y casas señoriales de tonalidad roja, labrados en piedra molinaza, con las casas de color blanco. El municipio fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1969.

Paisajísticamente su elemento más característico es el curioso curso del río Guadalquivir a su paso por Montoro, que representa uno de los meandros más asombrosos de la Península Ibérica. El caudal abraza al promontorio que se dibuja bajo la ciudad, rodeándola y dibujándola sobre sus aguas. Este tramo del río de casi 5 kilómetros de longitud conforma el Monumento Natural Meandro de Montoro.

Sobre la Plaza de España se alza la enorme Parroquia de San Bartolomé. Es una iglesia de estilo gótico-mudéjar cuya construcción se inició a finales del siglo XV y finalizó casi dos siglos después. Los dos cuerpos superiores de la torre son del siglo XIX. Junto al templo podremos ver el Ayuntamiento y la escultura de La Segadora, una representación de la Diosa Ceres, símbolo de la agricultura y en reconocimiento al papel realizado por la mujer en este sector.

Detrás de la Casa Consistorial está la Iglesia de San Juan de Letrán, reedificada en el siglo XVII. Esta parroquia es el centro neurálgico de la Semana Santa montoreña y lugar de culto y veneración de imágenes con gran devoción popular, como la de Ntro. Padre Jesús Nazareno.

Al norte del casco histórico se sitúa la Iglesia de Santiago Apóstol. Está compuesta por una nave con cúpula barroca sobre la capilla mayor. Posee dos portadas, siendo la principal de época anterior a la lateral, la cual está fechada en el año 1730. El templo ha sufrido diversas remodelaciones y actualmente no se rinde culto en el mismo.

En la calle Criado se levanta uno de los edificios más singulares del pueblo: la Casa de las Conchas. Esta vivienda está decorada en su totalidad con más de 45 millones de conchas provenientes de toda la geografía española. Se ha tardado 50 años en completarla.

Entre los naranjos de la Plaza del Charco aparece la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen.

Es un templo de estilo barroco construido en el siglo XVIII. Su notable portada está tallada en piedra molinaza y está rematada con una bella espadaña.

También resalta su imponente retablo mayor dorado de la época barroca y las múltiples imágenes que acoge en su interior.

Si queremos llegar al barrio de El Retamar tendremos que atravesar el Puente Mayor, que se erige sobre el río Guadalquivir y fue fabricado a lo largo del siglo XVI. Esta infraestructura mide 180 metros de largo por 9 de ancho, y tiene una altura máxima de 18 metros sobre el nivel del agua.

En la entrada del barrio nos toparemos con la Ermita de Santa Ana. Se estima que esta sencilla iglesia fue edificada en el siglo XVI, aunque se ha remodelado casi en su totalidad. Las paredes y el techo de su interior guardan un conjunto pictórico espléndido.

Montoro cuenta con otros monumentos religiosos como la Iglesia-Hospital de Jesús Nazareno, la Iglesia de San Sebastián y la Ermita de la Virgen de Gracia, que fue construida en el siglo XVIII y cuya imagen titular fue desvalijada durante la Guerra Civil.

La localidad dispone de una variada oferta museística. Podremos visitar espacios tematizados como el Museo Pintor Rodríguez Luna o el Museo de la Semana Santa. También el Museo Arqueológico Municipal, ubicado sobre la antigua y reconstruida Ermita de Santa María de la Mota del siglo XIII, y el Museo del Aceite, instalado sobre el histórico edificio de las Tercias Catedralicias, datado de 1784, cuya función estaba destinada al almacenaje de aceite, vino y trigo procedentes de los diezmos eclesiásticos.

Las calles del casco urbano esconden otros tesoros como el Altar del Postigo, el Arco de la Cárcel y el Arco de la Torremocha. O el Pilar de las Herrerías, una fuente fechada del siglo XVI rematada con un escudo perteneciente a la Casa de los Austrias Mayores.

 

A nueve kilómetros al este del núcleo poblacional está la Ermita de la Virgen de la Fuensanta.

Es un pequeño templo de origen barroco ubicado en el corazón del Valle del Corcomé, en un enclave donde se organiza la popular romería de Las Veleras.

Más cerca, a unos cinco kilómetros al sureste del pueblo, nos sorprende la Torre de Villaverde entre los pocos restos que quedan de una antigua villa. Es una esbelta y austera torre del siglo XV de estilo gótico-tardío, levantada sobre una arcaica construcción de origen árabe.

Terminamos nuestro recorrido por Montoro con una pincelada a su oleoturismo. El objetivo de este nuevo concepto de turismo es divulgar las principales características y procesos de elaboración del aceite de oliva, incluyendo visitas guiadas a la recolección de la aceituna, formas de cultivo, plantaciones ecológicas, cuidados del árbol y sistemas de riego.

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

 

In this article



Carnicería Loli

Gran variedad de productos ecológicos. Hacemos toda clase de rellenos por encargo.

calle Miguel Hernández, 11a, Torre del Mar

Carnicería Loli

Gran variedad de productos ecológicos. Hacemos toda clase de rellenos por encargo.

calle Miguel Hernández, 11a, Torre del Mar