Expertos del Aula del Mar piden a los malagueños respetar a la medusa huevo frito, que es inofensiva

Se trata de la especie Cotylorhiza tuberculata, que vive de forma natural en el mar Mediterráneo y cuya picadura no es venenosa para el ser humano

Es la medusa huevo frito, y es inofensiva. La aparición de este tipo de medusa en la costa oriental de Málaga, concretamente en la zona de la Axarquía, ha llevado al Aula del Mar a hacer un llamamiento a los malagueños para que respeten el medio marino y en caso de encontrar en el mar una especie que, por los motivos que sea, no pica, que se evite la manipulación innecesaria de estos animales. Según publica Málaga Hoy.



Este tipo de medusa ha aparecido en los últimos días en las costas malagueñas, comúnmente se llama medusa huevo frito por su apariencia, y su picadura no es venenosa para el ser humano. Su nombre científico es Cotylorhiza tuberculata y vive de forma natural en el mar Mediterráneo.

El aviso del Aula del Mar se produce después de que hayan proliferado por redes sociales en los últimos días imágenes de personas con esta medusa en las manos, fuera del agua, manipulándola y exhibiéndola. Según Jesús Bellido, biólogo del Aula del Mar, «que podamos coger a la medusa no implica que tengamos que hacerlo, sino al revés, tenemos que dejarla, convivir con ella, compartir el espacio y ya está. Debemos evitar la manipulación innecesaria de estos animales que, aunque no sean un peligro, tenemos que dejarlos en el agua tranquilamente». 

Asimismo, Bellido recuerda que este tipo de medusa es fácilmente reconocible por su característica similitud al huevo frito -de ahí recibe su nombre-. Además, puede llegar a alcanzar grandes dimensiones, ya que su parte superior puede medir hasta 40 centímetros.

Al contrario que otras especies de medusa como la Pelagia noctiluca, cuya picadura puede incluso generar heridas que se acaben infectando, esta medusa no es venenosa para el ser humano. A pesar de ello, desde el Aula del Mar advierten que «no es necesario cogerlas, ni sacarlas, ni jugar con ellas. Debemos buscar fórmulas de convivencia con la vida salvaje marina”.




El Caserío de Las Monjas

Cocina tradicional, mediterránea y vasca. Carnes, pescados, guisos, postres… ¡Divino!

C/ Federico Téllez Macías, 4; Vélez-Málaga