Este martes comienza el juicio por la agresión a Alberto Garzón y su mujer en Rincón de la Victoria

El acusado se enfrenta a 9 meses de prisión por delito de atentado a la autoridad y malos tratos 

El hombre que intentó agredir al coordinador general de IU, Alberto Garzón, cuando paseaba por la localidad malagueña de Rincón de la Victoria, el 22 de agosto de 2018, será juzgado este martes en la Sección Novena de la Audiencia Provincial de Málaga. Supuestamente, se dirigió a Garzón diciendo: “A estos los cogía yo y los mataba, mete a todos los inmigrantes en tu casa, te estás cargando la unidad de España”.



Por ello, el acusado, que se enfrenta a una petición fiscal de nueve meses de prisión, será juzgado por un delito de atentado a la autoridad y otro leve de malos tratos con la eximente incompleta de alteración psíquica y la agravante de discriminación por ideología, según el escrito acusatorio.

Además de la pena de prisión, el ministerio público pide que se le prohíba aproximarse o comunicar con él durante un año y un medida de seguridad de internamiento en un centro psiquiátrico durante nueve meses y, por el delito leve de malos tratos, una multa de veinte días con una cuota diaria de seis euros.

Los hechos ocurrieron sobre las 20.50 horas del 22 de agosto de 2018 cuando el dirigente de IU, que pasaba unos días de vacaciones, se encontraba con su esposa, en avanzado estado de gestación, y un vecino se le acercó en actitud agresiva y violenta y presuntamente le gritó e insultó.

El individuo le acusó de «estar rompiendo la unidad de España» y le criticó la posición de su formación política en relación a la llegada de inmigrantes a España, al tiempo que le dijo: «rojo de mierda, corrupto».

Según el fiscal, el acusado lo acorraló en un pasillo, se abalanzó contra Garzón y le dio un empujón.

Según el informe emitido por el médico forense, el acusado padece un trastorno mixto de personalidad, consumo perjudicial de alcohol y un trastorno adaptativo con predominio de síntomas ansiosos, y el día de los hechos su capacidad se encontraba disminuida para comprender la trascendencia de los hechos.

El ministerio público ha solicitado que en caso de no considerarse suficientemente acreditada la comisión de un delito de atentado, alternativamente se le condene por un delito de odio con la eximente incompleta de alteración psíquica.

En este caso, el fiscal pide que se le imponga una pena de cuatro meses de prisión, prohibición de acercarse a Garzón durante un año e internamiento en un centro psiquiátrico por igual tiempo que la pena privativa de libertad.

In this article



Chiringuito Casa Miguel

Disfruta junto al mar del pescado más fresco y de nuestros sabrosos espetos de sardinas

calle San Andrés, Torre del Mar