El deporte es bueno para el cuerpo, pero también para la mente

He aquí los principales beneficios del deporte encontrados por quienes tienen un estilo de vida activo, que te convencerán de cambiar tu rutina y combatir el sedentarismo.

Ya sabes, la primera regla para estar sano es tener un estilo de vida saludable y activo, empezando por tus rutinas diarias normales. Levantarse y caminar unos minutos después de estar sentado durante mucho tiempo, preferir las escaleras al ascensor o comer fruta en lugar de bocadillos envasados son algunos de los buenos hábitos que hay que adoptar.



Pero -aunque son útiles para proteger nuestra salud- estas medidas por sí solas no son suficientes para mantenerse realmente en forma. Los beneficios de los productos que se adquieren en una parafarmacia online pueden incidir en tu rendimiento deportivo y en tu bienestar general si escoges lo mejor que estas empresas tienen para ofrecer. 

Cómo lograr que el deporte genere un efecto positivo para la mente y el cuerpo

Conscientes de la importancia que tiene la actividad física en nuestras vidas, vamos a ver juntos cuáles son los principales beneficios del deporte y cómo todo puede convertirse en ventajas para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Beneficios físicos

Como todo, el deporte solo aporta beneficios si se hace de forma controlada. De hecho, puede sorprender cómo la actividad física puede convertirse rápidamente en una amenaza para la salud, debido al llamado «sobreentrenamiento».

Ejercer un esfuerzo excesivo sobre los músculos provoca muchas consecuencias desagradables. Por ello, es aconsejable encontrar el equilibrio adecuado entre la actividad física y el descanso para disfrutar plenamente de los beneficios del deporte.

Pero, ¿cuánto tiempo debe dedicarse a la actividad física? Tres sesiones a la semana, de aproximadamente una hora cada una, son más que suficientes para hacer bien a tu mente y a tu cuerpo y para superar el próximo examen o el obstáculo laboral.

Mayor resistencia y estabilidad

Uno de los principales objetivos por los que la gente decide hacer deporte es, sin duda, el aumento de la fuerza muscular.

Especialmente en el caso de las actividades deportivas dedicadas a la tonificación, como las que se realizan en la sala de pesas, el principal beneficio es precisamente el de obtener una musculatura fuerte, necesaria para sostener adecuadamente las articulaciones y fortalecer el sistema musculoesquelético.

En este sentido, hacer deporte aporta beneficios a la densidad ósea, reduciendo el riesgo de lesiones más o menos graves, como fracturas, luxaciones u otro tipo de lesiones en general. Pero aumentar la fuerza también significa ser capaz de sostener mejor el esfuerzo físico, facilitando también nuestra vida cotidiana.

Pérdida de masa grasa y aceleración del metabolismo

Todos los deportes son valiosos aliados en la lucha contra el exceso de peso. De hecho, entrenar con constancia permite, entre otras cosas, bajar de medidas. Apoyarse en algunos productos quemagrasas puede ser positivo y ese pequeño empujón que necesitas para comenzar a ver resultados.

El desgaste calórico inducido por el movimiento también se traduce en una aceleración del metabolismo, que se vuelve mucho más activo y -en consecuencia- seguirás quemando muchas más calorías incluso después del entrenamiento, gracias al mecanismo de postcombustión.

En este sentido, son muy útiles las actividades de tipo cardiovascular, como correr o andar en bicicleta, pero también los entrenamientos de fuerza. Por último, cuando el deporte se practica con constancia y sin sobreentrenamiento se tiene el poder de fortalecer el sistema cardiovascular.

Beneficios para la mente

El deporte extiende sus beneficios del cuerpo a la psique. Calma y relaja la mente, reduciendo la ansiedad, el estrés y la depresión. Sabemos muy bien que la ansiedad y el estrés son enemigos acérrimos del buen rendimiento, sea cual sea la ocasión.

Pues bien, la actividad física constante reduce los efectos negativos de estos estados mentales, gracias a la activación de procesos neuroquímicos que aumentan la secreción de ciertas hormonas mientras inhiben otras.

Con el ejercicio, los niveles de cortisol (una de las hormonas del estrés) disminuyen en favor de un aumento de los niveles de endorfinas (conocida como la hormona de la felicidad).

Mejora el rendimiento cognitivo

Entre los principales beneficios del deporte sobre la mente, encontramos una mejora significativa del rendimiento cognitivo, gracias a la mayor capacidad de concentración que favorecen ciertas disciplinas, como el yoga, por ejemplo. 

Mejora la calidad del sueño

La actividad física constante en el tiempo también favorece el sueño reparador, gracias a la fuerte reducción del estrés que ya se ha mencionado.



Nerja

Siente Nerja, siente la libertad

C/. Carmen, 1 * 29780 Teléfono: 95 254 84 00