Viajar a Noruega para ver los Fiordos Noruegos

Viajar a Noruega supone una de las experiencias más maravillosas que cualquier persona puede experimentar. Y es que este país escandinavo encierra una belleza natural que no puede compararse con ninguna otra región del mundo, su gente es realmente única y todas las ciudades de Noruega cuentan con un encanto que las hace inolvidables. 

Lo único que necesitarás para visitar Noruega y disfrutar de todos sus atractivos es mantener siempre viva la capacidad de asombro, pues en este territorio te encontrarás con mil y un razones para sorprenderte y maravillarte con todo el esplendor de la región.



Y por su supuesto, para que puedas disfrutar al máximo de tu visita a Noruega, a continuación te traemos la mejor manera de ir a Noruega:

El momento más adecuado para recorrer las tierras de Noruega es ahora, pues no hay nada mejor que aprovechar esta temporada para conocer una de las naciones más fascinantes y mágicas del mundo. Una vez que estés en este país podrás entender la razón por la cual este destino se ubica siempre en la lista de deseos de todos los viajeros experimentados. En este territorio es posible sorprenderse con el contraste que existe entre las ciudades contemporáneas y la exuberante belleza que se ubica en todas las regiones noruegas, estos panoramas van desde los fiordos noruegos, la aurora boreal, el sol de medianoche, el avistamiento de ballenas y osos polares, la riqueza histórica y sus famosos vikingos, la mitología nórdica, las deliciosas comidas y los restaurantes de primera, las escapadas en tren o en carretera, entre muchas otras atracciones. 

Es así que uno de los mayores atractivos que ofrece la región, son sus impresionantes fiordos, pues estas formaciones se encuentran entre los patrimonios de la humanidad y pueden visitarse en cualquier época del año. Pues este es sin duda uno de los aspectos más espectaculares de Noruega, pues cada temporada ofrece nuevos paraísos y nuevas oportunidades para enamorarse de este país, pues no es lo mismo admirar el fiordo en verano que conocer los fiordos noruegos en invierno, cada uno tiene su propia esencia y permite contemplar el contraste que se produce con el paso de las estaciones.

A continuación te presentamos la mejor forma de conocer y recorrer los increíbles fiordos de Noruega:

Un viaje por los fiordos noruegos

Mapa de los fiordos 

Un paso importante antes de comenzar a planear tu recorrido por los fiordos noruegos, es tener a mano un mapa que te permita echar un primer vistazo a los principales territorios en donde se encuentran los fiordos, esto te podría ayudar a organizarte mejor y también te podría ser de utilidad para que incluyas en tu itinerario otras paradas que sean de tu agrado, pues en cada ciudad de Noruega hay cientos de actividades por hacer y muchísimos sitios fabulosos para visitar.

Los vuelos a Noruega

La mejor forma de llegar a Noruega es por avión, además la mayoría de vuelos a Noruega son bastante accesibles y suelen tardar unas tres horas desde Barcelona hasta la bella ciudad de Stavanger. 

Stavanger y sus fiordos

La idílica ciudad de Stavanger se ubica al sudoeste de Noruega, esta ciudad es famosa por el colorido de sus calles y por tratarse de una región en donde abunda el arte y los paisajes impresionantes. Un aspecto que hace que esta ciudad se encuentre entre las favoritas, se debe a la abundancia de hermosas edificaciones pintadas de colores brillantes y vibrantes, esto hace que la ciudad nunca luzca aburrida y motiva a las personas a recorrer todos los rincones de la ciudad. Otro punto atractivo de la ciudad es la ciudad vieja de Stavanger o Gamle Stavanger, aquí podrás encontrar casas antiguas y acogedoras que guardan todo el encanto del pasado.

Además, en esta ciudad podrás encontrar muchísimas obras de arte urbano, esto le da a Stavanger un toque realmente único. También es posible encontrar variedad de museos, un parque de atracciones y numerosos restaurantes con la mejor oferta gastronómica, por lo que esta ciudad es perfecta para mantenerse siempre entretenido y saborear la mejor comida de la región. Asimismo, en esta bella ciudad se encuentra la que se considera la catedral más antigua de Noruega, Stavanger Domkirke. Esta catedral fue construida cerca del año 1125 y sorprendentemente aún se encuentra en uso. 

Y claro, Stavanger es la ciudad perfecta para realizar un recorrido por los hermosos fiordos de Noruega, entre los que se encuentra el Lysefjord.

Desde Stavanger hasta el Púlpito

Además de todos los atractivos que ofrece la ciudad de Stavanger, esta región se encuentra cerca de una de las zonas más famosas de toda Noruega, el Púlpito. El Púlpito o Preikestolen es una de las formaciones rocosas más conocidas del mundo, pues esta tiene la particularidad de encontrarse suspendida a 604 metros sobre el fiordo Lysefjord.

La mejor forma de ponerte en camino desde Stavanger hasta Preikestolen es tomando un ferry hasta la aldea de Tau, este recorrido tarda entre 20 a 40 minutos y suele tener un precio de 20 €. Una vez que llegues a Tau, puedes tomar el autobús que te dejará justo en el inicio del ascenso hacia el Púlpito, este recorrido suele durar entre 20 y 25 minutos y cuesta unos 20 €. Algo positivo de Noruega es que el transporte público es muy exacto y muy puntual, por lo que no tendrás que preocuparte y podrás disfrutar tranquilamente del recorrido. 

El Púlpito o Preikestolen

Como mencionamos anteriormente, el Púlpito o Preikestolen es una de las formaciones rocosas más famosas de Noruega y del mundo, esto se debe a su peculiar estructura, pues se encuentra suspendida a 604 metros sobre el fiordo Lysefjord. Esta característica hace que sea uno de los sitios más impresionantes para visitar y es el lugar perfecto para tomar las fotografías más impresionantes. Es así que muchísimos viajeros deciden recorrer la ruta de senderismo que lleva hasta Preikestolen, pues las vistas que pueden disfrutarse son verdaderamente incomparables. Y es que desde el Púlpito, la vista hacia el fiordo es algo que no tiene precio, pues es una experiencia que no tiene comparación. No podemos olvidar mencionar que el recorrido hasta el Púlpito es de unos ocho kilómetros y tiene una dificultad media, por lo que siempre conviene prepararse antes de comenzar la ruta.  

Además, cabe resaltar que todos los fiordos de Noruega tienen un encanto único, esto se refleja en los muchos fiordos que han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad, entre estos se pueden mencionar el Geirangerfjord y el Nærøyfjord. Por otra parte, si prefieres una vista más tranquila del Púlpito, siempre puedes realizar el recorrido del fiordo Lysefjord y observar Preikestolen desde otra perspectiva. 

Desde Stavanger hasta Bergen

El transporte por ferry es bastante común en Noruega, pues esta bella región se encuentra repleta de ríos, lagos y hermosos espacios cubiertos por agua. Es así que una de las formas más eficientes de llegar a Bergen es tomando el ferry, este medio es rápido, seguro y permite disfrutar de un rato ameno y relajante. Este recorrido toma unas cuatro horas, pero los barcos están equipados para que tengas el acceso necesario a internet, por lo que no te aburrirás.

¿Qué puedes ver en la ciudad de Bergen?

La mejor forma de terminar tu viaje es con una visita a una de las ciudades más preciosas de Noruega. Cuando llegues a esta ciudad conocerás las razones por las cuales esta ciudad es tan famosa y ten por seguro que nunca te olvidarás de la hermosa ciudad de Bergen. 

Y es que una vez que termines tu recorrido en ferry, llegarás a una ciudad que le quita el aliento a todos, pues el muelle hanseático de Bryggen ha sido incluso declarado como Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979. Esto se debe a la riqueza histórica que puede verse reflejada en cada rincón del lugar, pues las estructuras de madera y las bellas casas pintadas son capaces de alegrar el corazón de todos los que tienen la oportunidad de pasearse por sus calles.

Además, si quieres saber más sobre la riqueza de la zona, el Museo Hanseático y Schøtstuene es el sitio ideal para aprender sobre los comerciantes que hicieron tan famosa a la región, es posible ver la forma en la cual vivían, conocer cómo eran los dormitorios y saber cómo se divertían los comerciantes en aquel entonces. 

En la orilla opuesta del puerto también es posible encontrar sitios excelentes, allí podrás encontrar una de las mayores delicias de Noruega, el salmón. Probar esta exquisitez es casi obligatorio cuando visites Bergen, por ello no es ninguna sorpresa que Bergen sea una de las ciudades de la gastronomía de la Unesco. Además, en Bergen se encuentra el famoso mercado de pescado, esta es una parada indispensable si quieres conocer más sobre una de las actividades más importantes de la región y deleitarte con una sabrosa comida. 

Después de que hayas disfrutado de esta faceta de Bergen, es hora de que te pongas en marcha hacia los espléndidos fiordos que se encuentran en la región. Entre estos fiordos se encuentra el famoso Sognefjorden, este fiordo es el más largo de Noruega (con cerca de 204 kilómetros) y el más profundo. Es así que este impresionante fiordo se extiende desde la parte norte de Bergen hasta las fascinantes montañas de Jotunheimen. El Nærøyfjord es uno de los brazos de este fiordo y su belleza es tan incomparable que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Hardanger o Hardangerfjord es otro fiordo que no se queda atrás, pues es otro de los fiordos más largos del mundo y en su región podrás maravillarte con atractivos como Trolltunga, la bellísima cascada de Vøringsfossen y el glaciar Folgefonna. 

Y para terminar tu viaje por esta región escandinava, no hay nada como contemplar la belleza de Bergen desde las alturas, para ello solo deberás subirte al funicular Floibanen y dejarte maravillar por las impresionantes vistas panorámicas y las muchas bellezas naturales que emergen desde las mágicas tierras noruegas.