Sayalonga y Corumbela invitan al visitante a descubrir un pueblo cargado de historia entre el mar y la montaña

Entre los lugares más emblemáticos destaca el cementerio octogonal, siendo uno de los más peculiares de España por su forma; el Museo Morisco o la iglesia de Santa Catalina, levantada originalmente en el XVI sobre una anterior mezquita.

Bajo el eslogan ‘Descubre Sayalonga y Corumbela’, el Ayuntamiento ha presentado en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR) su nuevo spot promocional con el que quiere atraer a los visitantes a lo largo de todo el año.



“Cada vez son más los viajeros que cuando vienen a Málaga y dedican unos días a la Axarquía, pasan por Sayalonga. Nuestra ubicación, entre el mar y la montaña; nuestro rico patrimonio cultural e histórico y nuestra gastronomía autóctona son algunos de sus atractivos”, ha destacado la alcaldesa, Sagrario Fernández quien también ha mencionado “el número de actividades festivas, culturales y deportivas que organiza el Ayuntamiento y que sirven para romper la estacionalidad del destino”.

Entre los lugares más emblemáticos de Sayalonga y Corumbela, como ha resaltado la regidora, se encuentra su característico entramado urbano propio de la arquitectura andalusí, de hecho forma parte de la Ruta Mudéjar “Es un pueblo blanco muy bien conservado, con calles y rincones cada vez más fotografiados por su belleza y tipismo. Por ejemplo en el callejón de la Alcuza que tiene sólo 56 centímetros de anchura” ha descrito Fernández quien ha querido felicitar “a los vecinos y las vecinas por su implicación en el mantenimiento del pueblo, por cómo conservan de bonitas sus calles en las que nunca faltan balcones con macetas de flores”,

Entre los lugares más visitados del municipio consta su peculiar cementerio octogonal construido en el siglo XIX y que muchos historiadores vinculan a la masonería; y el Museo Morisco (martes a domingo de 10 a 14 horas, entrada libre) cuyas salas ofrecen información de la historia del municipio. La ermita de San Cayetano y la iglesia de Santa Catalina, levantada en el siglo XVI sobre una anterior mezquita son otros de los alicientes de este pueblo axárquico

En Sayalonga, la gastronomía también está muy presente. De hecho es conocida por el cultivo de níspero y de la uva pasa moscatel. A lo largo de su término municipal se pueden ver las viñas que “describen un paisaje bellísimo” y bodegas “donde hacen vinos malagueños de gran sabor y calidad” como las Bodegas Bentomiz, cuyos vinos Ariyanas han sido galardonados en numerosas ocasiones.

En Corumbela, pedanía que pertenece al término municipal “se mantiene el saber hacer de antaño, especialmente en la elaboración del pan cateto hecho con masa madre, en horno de leña y amasado a mano”.

La alcaldesa también ha puesto en valor “la gran oferta y demanda de casas rurales que existe en el pueblo tanto en el casco urbano como en el campo contando también con apartamentos”. La oferta de alojamientos que ofrece Sayalonga es muy amplia y variada ya que en la actualidad cuenta con más de 130 establecimientos en los que hospedarse, lo que resulta más de 800 plazas.

La proximidad con el Parque Natural Sierras Tejeda, Almijara y Ahama le otorgan muchísimas posibilidades para el turismo activo. Una de las actividades más demandadas por los visitantes es la ruta de senderismo que conecta Sayalonga y Corumbela, de dificultad media baja y apta para realizar andando en bicicleta.

 




El Borge

La Villa de la Pasa - Corazón Moscatel

plaza de la Constitución, 1, C.P:29718 * Teléfono: 952 512 033

El Borge

La Villa de la Pasa - Corazón Moscatel

plaza de la Constitución, 1, C.P:29718 * Teléfono: 952 512 033