¿Por qué se producen tantos terremotos en el Mar de Alborán?

La falla Al-Idrissi, descubierta a raíz del terremoto vivido en Málaga el 25 de enero de 2016, podría ser la causa de la recurrencia de movimientos sísmicos en la cuenca del Mar de Alborán

El Mar de Alborán es una de las zonas de mayor movimiento sísmico de España y uno de los puntos más sensibles del mundo. Suelen producirse decenas de movimientos diarios, aunque la mayoría de ellos son tan leves o a tanta profundidad, que apenas se notan en la superficie. El Instituto Geográfico Nacional lleva un registro pormenorizado de estos movimientos. De hecho, sólo este sábado, cuando se registró un movimiento de 4.9 de magnitud que se dejó sentir en Málaga, Granada y Almería, se tenían contabilizados 48 movimientos. Las causas de este intenso movimiento hay que buscarla bajo el mar, donde el Instituto Geográfico Nacional ha lanzado varias misiones para estudiar el fondo marino.



Como publica La Opinión de Málaga, históricamente han ocurrido grandes terremotos al norte del mar de Alborán como el terremoto de 1522 con 1.000 víctimas mortales y la caída de la mayor parte de las casas de Almería y Ugíjar (Granada) o el de 1680 que produjo 70 muertos y la destrucción del 20% de las casas de Málaga. En los últimos 100 años se han detectado multitud de terremotos superficiales principalmente al noroeste de la falla de Carboneras y en la zona de Alhucemas y falla de Al Idrisi, como por ejemplo el terremoto de magnitud 6,2 en 2004 que causó 600 víctimas en Marruecos y el terremoto de magnitud 6,3 en 2016 un poco más al norte.

La existencia de un conjunto significativo de terremotos de profundidad intermedia (40-120 km), cuyos epicentros se alinean con una dirección diagonal desde Málaga hasta la costa de Marruecos, y de otros que ocurren de manera esporádica con más de 600 km de profundidad, con epicentros en tierra al sur de Granada, como el de magnitud 7,1 en 1954 y magnitud 6,2 en 2010, ha dado lugar a distintas teorías sobre las que todavía no existe un acuerdo unánime. Algunas de las más aceptadas son la existencia de una subducción de la litosfera oceánica del Atlántico bajo el arco de Gibraltar con un buzamiento hacia el este que se hace prácticamente vertical en profundidad o la ocurrencia de distintos procesos de delaminación bajo el mar de Alborán.

Actualmente la convergencia entre las placas de Eurasia y África en la región tiene una tasa de movimiento de 5 mm/año, se encuentra en el origen de los principales movimientos registrados, con la presencia de la falla Al-Idrissi, descubierta hace dos años por una expedición de investigación en el Mar de Alborán a bordo del Hespérides y tras el terremoto del 25 de enero de 2016. Esta falla es vista como uno de los principales elementos que influyen en la recurrencia de los movimientos sísmicos en la zona. Cruza la parte central del mar, en el límite de ambas placas, y es la estructura tectónica activa más larga de la región, con unos 100 kilómetros de longitud. Hay otras dos estructuras tectónicas que destacan, la cresta de Alborán y el monte submarino de Francesc Pagès, cordilleras submarinas de unos 100 km y 20 km de longitud respectivamente con orientación Noreste-Suroeste y delimitadas al norte y al sur por fallas inversas.

Estructura

El mar de Alborán está situado entre la cordillera Bética y el Rif, en lo que se conoce como el arco de Gibraltar. Este espacio se formó en el Mioceno inferior, que comenzó hace 23 millones de año por el movimiento hacia el Oeste de la microplaca de Alborán, que colisionó con la placa Ibérica, formando las cordilleras Béticas y del Rif y la actual cuenca de Alborán. La extensión en el mar de Alborán produjo un adelgazamiento de la corteza continental y magmatismo y volcanismo en el Mioceno superior, hace unos 11 millones de años. Esto produjo un fondo marino con un relieve complejo, en el que se combinan elevaciones submarinas con simas provocadas con conos volcánicos. Además, estos movimientos dieron lugar a varias fallas en la placa, que atraviesan la cuenca del mar de Alborán en diagonal.

Bajo el mar de Alborán se encuentra una fina corteza continental de 15-20 km de espesor formada por rocas metamórficas alpinas sobre un basamento Varisco. El fondo marino presenta profundidades medias de unos 1.000 m, alcanzando los 2.000 m en la zona oriental.

Riesgos de tsunamis

Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que las fallas de salto en dirección, como la de Averroes (en el Mar de Alborán) tienen más potencial para generar tsunamis costeros de lo que se creía hasta ahora.

In this article



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar