Paco Molina, gerente inmobiliario: “La venta de vivienda en toda la Costa del Sol va muy bien en general”

El empresario de Torrox asegura que por el COVID el cliente busca ahora “amplias terrazas y hacer vida fuera” en sus viviendas

Francisco Molina, gerente inmobiliario de Torrox, asegura que el sector de la construcción “se va recuperando” tras el golpe sufrido por la pandemia del COVID19. De hecho, afirma que la venta de vivienda en toda la Costa del Sol va “muy bien en general”. Una de las cosas que más le ha llamado la atención a Molina, cuya inmobiliaria Paco Molina está ubicada en El Morche, es que “el COVID ha cambiado la concepción de vida”, añadiendo que “el cliente busca amplias terrazas que permitan hacer vida fuera, al aire libre en su vivienda”. Es optimista en cuanto al futuro a corto y medio plazo, y destaca la llegada de nuevos inversores y compradores a la zona de los países nórdicos, de Bélgica o de Francia con un perfil “muy bueno”.



P – El sector fue golpeado primero por el estallido de la burbuja inmobiliaria, y después por la pandemia del COVID19. ¿Termina por fin de recuperarse? A grandes rasgos, ¿cuál cree que es la situación general en estos momentos en España?

R – Sí que se va recuperando. Se nota tanto en el crecimiento del empleo como en la creación de empresas. Sobre todo, centrándonos en el sector inmobiliario, en el repunte de la obra nueva. Se está vendiendo mucho suelo y eso está generando que se empiece a construir otra vez. Había muchas dudas con respecto a esa obra al volver a la nueva realidad que nos ha dejado el COVID, pero lo cierto es que, en una primera fase, se está vendiendo muy bien. Sin embargo, en España no es algo proporcional. Ha empezado a moverse mucho el sector, como ocurre siempre después de una crisis tanto en la costa como en las grandes capitales, pero el interior sigue muy parado todavía.

P – ¿Y en Málaga, la Costa del Sol y la Axarquía en particular? Recientemente, el Instituto Nacional de Estadística señalaba que la vivienda nueva estaba disparando ventas en Málaga e inyectando optimismo al mercado. Por ejemplo, la provincia registró 14.366 operaciones en el primer semestre, 3.700 de ellas en el segmento de obra nueva, y se sitúa casi al nivel pre COVID. ¿Lo observa así?

R – La venta de vivienda en toda la Costa del Sol va muy bien en general. Curiosamente, se está haciendo un producto completamente diferente al que había. El COVID ha cambiado la concepción de vida. Lo que observamos en nuestra inmobiliaria es que ahora se prefiere un ático a un apartamento común, por ejemplo. Ahora el cliente busca, en todo caso, amplias terrazas que permitan hacer vida fuera. Antes se aprovechaban más los interiores, y ese concepto de construcción ha cambiado completamente. Las familias quieren un sitio donde poder disfrutar al aire libre dentro de su vivienda.

P – Un informe de la sociedad de tasación Tinsa apuntaba a que en Torrox hubo un aumento del 4,7% en los visados de nueva obra, en contra de la tendencia descendente en este sentido de prácticamente toda la Costa del Sol. ¿Cómo lo valora?

R – Diría que ese porcentaje incluso es superior. El incremento de nueva obra de vivienda que se está entregado puede ser mayor. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de obras se iniciaron en 2020 y ahora se están entregando muchísimas nuevas. Se está vendiendo todo. Está entrando un cliente potencial de los países nórdicos, de Bélgica o de Francia muy bueno, con compras al contado y sin financiación. También tenemos españoles con este perfil, por supuesto. Pero hay urbanizaciones que se han vendido casi enteras a extranjeros.

P – Hablemos de precios. Siguiendo con ese informe, advertía una recuperación moderada, con tendencia al alza en el caso de la Axarquía.

R – Sí, los precios siguen subiendo, aunque no llegan a los que teníamos hace aproximadamente tres años. En nuestra inmobiliaria vemos un incremento anual que no para, no muy grande, pero continuo.

P – ¿Qué tipo de ventas son las más destacadas este verano en la comarca? ¿Residencia habitual o vacacional? ¿Nueva o de segunda mano?

R – Depende de la zona. Pero en el caso del entorno de influencia de Torrox y su costa, por ejemplo, la gran mayoría es vacacional. Estamos en un pueblo costero que ofrece sol, playas, una gastronomía maravillosa… Aquí se vende mucho más la vacacional que la vivienda residencial. Pero si miramos al interior, en ciudades como Vélez-Málaga, hay cambio. Cambia el mercado y es cierto que ahí se vende más la residencia habitual.

P – ¿Y los alquileres en la Axarquía? ¿En qué punto se encuentran en cuanto a precio y movimiento del mercado?

R – El precio se ha mantenido últimamente. No ha subido mucho. Y con respecto a la ocupación, existe bastante todo el año. Además, como cabía esperar, la ocupación en verano está siendo también muy buena.

P – En general y para terminar. ¿Es optimista a corto o medio plazo? ¿Cuál cree que va a ser la tendencia en los próximos meses en el sector inmobiliario?

R – Creemos que se va a mantener la tendencia de dos tipos de compradores. Por un lado, el primero se centra en la obra nueva, porque, como ya hemos explicado, se está vendiendo mucho suelo y eso deriva en que se construyan nuevas viviendas. Además, cada vez se construye con más calidad, lo que resulta un atractivo añadido para el turismo extranjero, por ejemplo. Por otro lado, el segundo tipo de comprador, también muy importante, responde al perfil de un ahorrador que tiene dinero en el banco, no termina de ver rendimiento en sus finanzas y compra viviendas de segunda mano a buen precio para luego reformarlas y ponerlas en alquiler de larga temporada.

In this article



Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar