Mercedes Cárdenas regresa a Málaga tras 65 días retenida en Dubái

La malagueña había ido allí junto a su pareja con un visado para trabajar y cuando quiso volver no la dejaron coger el vuelo.

La pesadilla se acabó por fin. Tras 65 días retenida en Dubái, la malagueña Mercedes Cárdenas ha podido abandonar Emiratos Árabes en un vuelo que el pasado viernes por la noche la llevó hasta Madrid y de ahí a Málaga, ciudad que pisó a las 22:30, según informa Málaga Hoy. Llegó «con nueve kilos menos, con infecciones varias muy serias, con un grave desequilibrio psicoemocional y en un inhumano estado de shock post traumático«, según explicó su pareja, José Luis Sánchez, quien durante estos más de dos meses no ha dejado de denunciar su situación.



Los dos habían viajado a Dubái con un visado de trabajo de dos años para trabajar en un yate, con seis meses de prueba en los que, tanto empleados como empleador, pueden rescindir el acuerdo. Al llegar al barco, en el que también tenían que residir, vieron que sus condiciones eran no solo precarias sino también peligrosas para los pasajeros, y a los dos meses decidieron volver a Málaga. Ahí empezaron los problemas.

José Luis pudo embarcar sin problemas, pero Mercedes fue retenida en el control de Migración del aeropuerto de Dubái durante 14 horas y no la dejaron volar a Madrid. La empresa empleadora, a la que denunciaron por las deficiencias en el barco, no canceló su visado, así que cuando quiso salir del país no la dejaron. Ni ese día ni los 64 días siguientes en los que estuvo «ilegamente» retenida.

Durante este tiempo, según contó ella misma en un vídeo, ha estado «pasando necesidad, hambre, mendigando casa por casa», sin dinero en una ciudad muy cara y sin poder trabajar. Los últimos once días en Dubái los ha pasado en huelga de hambre, una medida desesperada a la que Mercedes se agarró para lanzar un nuevo grito de auxilio.

En todo este tiempo, la pareja de Mercedes ha enviado hasta trece cartas al rey Felipe VI y ha llamado cuatro veces a la Casa Real para pedirle que intercediera, sin que «absolutamente nadie de su Gabinete se haya puesto en contacto con nosotros».

La última misiva al Rey se la enviaron el sábado, cuando Mercedes ya estaba en España, para informarle de su vuelta y para expresarle una vez más su «indignación» por la -según dice- falta de ayuda por parte de las autoridades gubernamentales y la Diplomacia española. «Nadie, absolutamente nadie del Ministerio, ni del Gabinete del ministro, ni de la OID, ni de la Diplomacia Española con sede en Madrid, se puso en contacto con nosotros desde que comenzara esta tortura para Mercedes», afirma.

Según cuenta José Luis, el único apoyo recibido ha llegado de parte de la Junta de Andalucía, la Consejería de Presidencia y la Secretaría General de Acción Exterior, además del Ayuntamiento de Málaga. Entre ellos, han querido agradecer personalmente su ayuda a Antonio Sanz, Enrique Millo, Francisco de la Torre, Julio andrade, Elías Bendodo y Juanma Moreno.




Clínica Polo

Servicios de fisioterapia y podología avanzadas y psicología

C/ Pintor Francisco Hernández, 3 Vélez-Málaga

Clínica Polo

Servicios de fisioterapia y podología avanzadas y psicología

C/ Pintor Francisco Hernández, 3 Vélez-Málaga