La Junta destinará 379 millones a incentivos para generar nuevos puestos de trabajo

La formación también aumenta sus fondos un 48% para llegar a 54.000 desempleados y trabajadores en activo.

La consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha presentado los presupuestos generales para 2023 de su departamento, que destinarán más de un tercio (un 34,5%) del gasto, 379 millones de euros, a incentivos para fomentar la creación de empleo, mientras que la Formación, con un 48% de incremento, será el programa que protagonice el mayor crecimiento para llegar a más de 54.000 trabajadores desempleados y en activo.



Durante su comparecencia en la comisión, Rocío Blanco ha detallado que los 1.100 millones presupuestados suponen un aumento de 181 millones con respecto a las cuentas prorrogadas de este ejercicio, un 19,7% más, que tendrán entre sus objetivos tanto continuar con la optimización del modelo organizativo del SAE, como incrementar la formación y la cualificación de los trabajadores, mejorar la competitividad de las empresas andaluzas y favorecer la creación de empleo.

SAE

En una revisión más detallada, Rocío Blanco ha iniciado su exposición con el Servicio Andaluz de Empleo, cuyas cuentas crecen un 16% al alcanzar los 321,6 millones de euros, que se destinarán tanto a optimizar el modelo organizativo de la Agencia como a «contribuir a la inserción en el mercado laboral a través de la mejora de la empleabilidad«.

Dentro de las mejoras organizativas, la consejera ha situado la implantación del nuevo Modelo de Gestión Integral para mejorar el catálogo de servicios a los ciudadanos con una organización «más eficaz y flexible», así como los avances en orientación e intermediación. Para Orientación Profesional se destinarán 88,76 millones, y en cuanto a la puesta en marcha del Perfilado Estadístico, la principal herramienta que permitirá avanzar en el cambio de modelo del SAE, supondrá un gasto de 4 millones de euros.

Con respecto a las actuaciones para mejorar la empleabilidad, la consejera ha cuantificado en 71 millones el gasto previsto mientras que a la red de escuelas de formación del SAE, se destinan 9,36 millones de euros con una nueva estrategia en estos centros basada en un modelo formativo orientado a una vinculación más estrecha con los sectores productivos locales, potenciando las prácticas profesionales no laborales y la colaboración del SAE en los contratos de formación en alternancia.

Formación

Con respecto al programa de Formación Profesional para el Empleo, el que más se incrementa con una cuantía de 252 millones, la consejera aseguró que su objetivo es formar a más de 41.000 personas desempleadas, alrededor de 12.000 personas ocupadas y unos 1.200 participantes en programas de formación en alternancia con el empleo.

En las acciones formativas destinadas a desempleados, se alcanzan los 173,4, unos 51 millones más, con actuaciones como los programas con compromiso de contratación, las especialidades que correspondan a las nuevas necesidades formativas que se detecten en el mercado laboral, además de proyectos singulares como tecnología SAP y formación en STEM. Programas destinados a entidades locales para desempleados de colectivos específicos en situación de vulnerabilidad, becas y ayudas a la compensación a las empresas que faciliten prácticas profesionales no laborales completan el capítulo destinado a desempleados.

En cuanto a la mejora de la recualificación de los trabajadores ocupados, el presupuesto recoge 26,7 millones tanto para especialidades que detecten las mesas de necesidades formativas provinciales, mientras que las experiencias de formación en alternancia contarán con 94 millones. Por último, se han previsto nuevos programas asociados a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia con proyectos como el Reskilling, una iniciativa que afrontará los cambios en el mercado laboral y que está dirigido a la adquisición de nuevas competencias para poder pivotar de un puesto de trabajo a otro.

Incentivos al empleo

La consejera ha abordado la inversión para incentivos al empleo detallando que se ha creado un nuevo Programa, el 32K, que está dotado de 271,11 millones, lo que supone 25,6 millones más, y que incluirá programas como el dirigido a la activación, recuperación y generación de empleo estable (158 millones), en el que se incluyen 70 millones para fomentar las contrataciones de los jóvenes. También está previsto culminar el programa de primera experiencia profesional en las administraciones públicas (5,9 millones); el Programa Investigo (8,2 millones) y los Nuevos Proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad (8 millones).

Con respecto a la integración laboral de las personas con discapacidad, los Centros Especiales de Empleo contarán con 81 millones de euros y las empresas de inserción con 2,4 millones.

Autónomos y Economía Social

Rocío Blanco ha asegurado que el apoyo al tejido empresarial andaluz tiene un importante reflejo en las partidas del programa destinado al Trabajo Autónomo y la Economía social, que contará con 87,3 millones de euros, un incremento del 33,26% (21,80 millones más). Entre las actuaciones previstas, la consejera ha citado el programa de tarifa plana, al que sustituirá el programa de Cuota Cero

Junto a estas medidas de respaldo, también se dará continuidad al programa de ayudas al inicio de actividad de los autónomos, y se destinarán por primera vez 17,2 millones de Fondo Social Europeo para el colectivo para el inicio de actividad o incentivos para la contratación estable tanto del primer trabajador como para el incremento de plantilla por parte de autónomos y empresas de economía social.

Por su parte, la Economía Social, sector que ha definido la consejera como «referente», contará con 11,6 , 2 millones más, dirigidos tanto al fomento del empleo en cooperativas y sociedades laborales (4,95 millones), con una apuesta por lograr mayor presencia femenina  y de personas en riesgo de exclusión social, como al apoyo de la consolidación del sector.

Comercio y artesanía

La consejera también ha abordado los presupuestos destinados a apoyar el comercio y la artesanía, que alcanzarán los 28,7 millones de euros, lo que supone un aumento del 15,5%, que se centrará en programa, de apoyo a la modernización digital y la implantación del comercio electrónico; modernización y mejora de establecimientos y fomento de los Centros Comerciales Abiertos. Para mejorar la competitividad del sector se destinarán 4,4 millones de euros a promover el Asociacionismo Comercial y Artesano, y tendrán continuidad las subvenciones para entidades locales y el apoyo a la red de Cámaras de Comercio.

Seguridad y salud y relaciones laborales

Rocío Blanco ha repasado igualmente las políticas de Seguridad, Salud y Relaciones Laborales, que cuentan con 57,42 millones para actuaciones concretas como el desarrollo del III Plan de Actuación 2022-2023 (11,17 millones).

En cuanto al Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), se destinarán 3,5 millones y la consejera destacó el esfuerzo para mejorar la eficiencia del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía y el desarrollo del nuevo Plan de Apoyo a la Negociación Colectiva 2023-2026.

Por último, la consejera ha citado como política trasversal de la Consejería las políticas de conciliación, que contarán con 5,2 millones, y la financiación del Consejo Económico y Social (CES) de Andalucía, con 1,8 millones de euros destinados a potenciar el diálogo entre el Gobierno andaluz y las organizaciones de empresarios y los sindicatos, así como promover la divulgación de la investigación en materia socioeconómica.




Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002

Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002