El empresario torreño Manolo Rincón, reconocido por la Peña El Gazpachuelo

La labor en la empresa y el deporte de Manolo Rincón fue reconocida por la Peña El Gazpachuelo en la presente edición de la Feria de Málaga.

La Peña El Gazpachuelo eligió a Manolo Rincón como la personalidad malagueña a la que premiar en esta Feria de Málaga, engrosando una selecta lista de malagueños e instituciones galardonadas desde que en 1985 se instaurara. Eugenio Chicano, Juan Gómez Juanito, Pedro Aparicio, Esteban Vigo, Manuel Alcántara, Félix Gancedo, Antonio Montiel, el PTA, la Fundación Pablo Picasso, el Festival de Cine Español, Antonio Banderas, Carlos Álvarez o Cudeca son algunos botones de ejemplo que destacan en la publicación de Fundación Rincon.



La labor en la empresa y el deporte de Manolo Rincón fue reconocida por la Peña El Gazpachuelo. Su éxito con Clínicas Rincón le llevó a ser mecenas deportivo en numerosos clubes deportivos de la provincia. Sustentó un equipo filial del Unicaja pionero por el que pasaron varios jugadores que llegaron a la NBA, le dio el impulso que necesitaba el equipo femenino de balonmano que estaba en situación económica muy delicada y ahora uno de los clubes punteros de España, apoyó al Málaga CF también en un momento muy difícil. El club de atletismo de Vélez, el Amivel de baloncesto en silla de ruedas e innumerables deportistas y clubes más modestos a los que ofreció (y ofrece) su colaboración.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, estuvo en el acto, como el administrador judicial del Málaga, José María Muñoz; el presidente del Unicaja, Antonio Jesús López Nieto; el del Trops Málaga, Alberto Camas. Además, el campeón del mundo Carlos Cabezas, Sergio Duda y más personalidades del deporte, la política y la empresa.

«Fue muy bonito, una sorpresa grande, gente que no esperaba. Desde Carlos Cabezas, Duda, los presidentes del Unicaja, Málaga, Trops, el presidente del atletismo… Fue muy entrañable. El alcalde estuvo muy cariñoso, recordó también mi paso por la política. También mi familia, claro, el otorrino que me operó también. Me emocioné, recordé muchos buenos momentos con mucha gente buena», decía Manolo Rincón, que fue al evento con una corbata del Unicaja y parafraseaba a Manuel Alcántara: «Lo mejor del recuerdo es el olvido. Esos buenos momentos que tenías olvidados y que regresan cuando ves a alguien».

«El deporte me ha dado mucho. Tenemos que estar más unidos, hacer presión común, que Málaga sea la ciudad del deporte. Deseé éxitos al Málaga, que logre el ascenso, el Unicaja, que vuelva a ser importante en Europa, que estemos en la élite deportivo. Reivindiqué el papel para Málaga del Amivel, ese equipo que tiene un gran mérito y que es un gran deporte olvidado. El deporte es un punto de encuentro. Es muy bonito, porque continúo en contacto con muchos clubes a los que he ayudado», cerraba Manolo Rincón. Pocas personas hicieron más por el deporte malagueño que él en las últimas décadas. La Peña El Gazpachuelo le recordó por su vertiente empresarial y también por esa impagable aportación al deporte.