Dos policías locales de Marbella salvan la vida a una niña de dos años que se había atragantado con un pistacho

Los padres de la menor se dirigían hacia el hospital, pero detuvieron su vehículo para pedir ayuda cuando vieron a una unidad del cuerpo de seguridad municipal.

Dos agentes de la Policía Local de Marbella salvaron la vida de una niña de dos años que se había atragantado y no podía respirar. Los hechos tuvieron lugar cuando la unidad patrullaba por la avenida Playas del Duque, en Puerto Banús, y observó que un vehículo que circulaba con las luces de emergencia encendidas y, al ver a los efectivos policiales, se detuvo. Del interior del turismo bajó una mujer corriendo con una menor en brazos para dirigirse a los agentes pidiendo ayuda y gritando “mi niña se ha atragantado y no respira”.



Los policías comprobaron entonces que la pequeña, con síndrome de Down, se encontraba con el rostro amoratado y emanaba sangre y saliva por la boca. Su madre les contó que creía que se había atragantado con un pistacho y, ante la situación de emergencia, sus padres, de origen árabe, se dirigían al hospital pero se habían detenido para solicitar ayuda al ver la unidad del cuerpo de seguridad municipal.

Uno de los ingentes informó a la Sala de la Jefatura de Policía para pedir una ambulancia urgente, mientras que su compañero le introdujo a la niña un dedo en la boca y consiguió retirarle el tapón que la obstruía la respiración, además de colocar a la menor boca abajo y darle palmadas en la espalda para ayudar a que expulsara dicho tapón.

Las maniobras dieron resultado y la pequeña recuperó el color normal y comenzó a respirar sin aparente dificultad. Una vez que los efectivos sanitarios del 061 se personaron en el lugar, la niña fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Universitario Costa del Sol para que se procediera a su exploración y la atención necesaria. Tras todo ello, la menor fue dada de alta sin más consecuencias.




Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria