Detienen en Madrid a un hombre que pretendía trasladar a Málaga a dos menores de Ucrania para prostituirlas

El individuo se hacía pasar por familiar de las dos jóvenes, de 15 y 16 años, y los agentes encontraron en su equipaje ropa no acorde a la época del año y productos cosméticos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo en la Estación Sur de Madrid como presunto autor de delitos de trata de seres humanos y sustracción de menores procedentes de Ucrania, por traer a España a dos chicas menores de edad para prostituirlas, según ha avanzado este viernes RTVE.



Según ha informado en nota de prensa la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el individuo se hacía pasar por familiar de dos jóvenes, de 15 y 16 años, a las que pretendía trasladar hasta Málaga procedentes de la ciudad ucraniana de Jerson.

La investigación se inició después de que el responsable de una ONG que viajaba en autobús desde Varsovia (Polonia) con varios ciudadanos ucranianos denunciara en la comisaría de Córdoba sus sospechas acerca del comportamiento de un adulto que acompañaba a dos adolescentes.

Esta información fue trasladada a agentes de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de la Estación Sur de autobuses de Madrid, que pudieron interceptar al sospechoso junto a las menores y varios testigos, y ponerlos a disposición de agentes especializados en la lucha contra la trata de seres humanos.

«Alterado y agresivo»

El varón, de nacionalidad ucraniana y que se encontraba «alterado y agresivo, llegando a intentar agredir a uno de los agentes«, relató que era tío de las dos niñas, hermanas entre sí, y que estaba a cargo de estas pese a no compartir ningún apellido con ellas ni portar documentos que justificaran el parentesco.

Después de examinar el contenido de la maleta de las menores, los policías observaron que el tipo de ropa que portaban no era acorde a la época actual del año y que llevaban gran cantidad de productos cosméticos. Además, en el equipaje del varón detectaron joyas, dinero en efectivo por valor de 4.300 euros y sustancia estupefacientes.

Aunque inicialmente las menores ratificaron la versión del supuesto tutor, posteriormente entraron en diversas contradicciones como el color de la casa en la que vivían en Ucrania. Una vez que los investigadores pudieron entrevistarse con ellas, reconocieron que no guardaban parentesco entre sí ni con su acompañante.

Tras varias gestiones los agentes pudieron averiguar que una de las menores mantenía una relación con el individuo y que la otra había sido convencida para abandonar el país, ambas en contra de la voluntad de sus progenitores que sospechaban de las intenciones del varón.

Finalmente los agentes detuvieron al hombre como presunto responsable de los delitos de trata de seres humanos y sustracción de menores, poniéndose a las jóvenes bajo la tutela de entidades especializadas en víctimas de trata.

In this article