Un Juzgado ordena el cierre de la protectora de animales de Vélez-Málaga el Refugio de Leo

El Refugio de Leo llevaba funcionando desde 2016 y se ve obligada a dejar su actividad tras las denuncias vecinales por los ladridos de los perros.

El Refugio de Leo echa el cierre. La protectora de animales fundada en 2016 por Lourdes Peláez, una vecina del Cerro de Beas, un enclave situado en el límite entre los términos municipales de Vélez-Málaga y Arenas, se ha visto obligada a cesar su actividad tras una sentencia firme que ordena su clausura por carecer de los permisos correspondientes, como la declaración de núcleo zoológico por parte de la Junta de Andalucía, según informa Diario Sur.



La decisión judicial se ha adoptado por parte de la Audiencia Provincial, que ha ratificado una sentencia previa de un juzgado de lo Penal de Málaga, a raíz de las denuncias de tres vecinos por las molestias que les ocasionaban los continuos ladridos de los animales en esta finca rural situada a más de siete kilómetros de cualquier núcleo urbano habitado. «Nos echan por los ruidos. Han hecho mediciones y aplicado escalas erróneas que el juzgado ha admitido. Se han hecho sin supervisión externa y, una de ellas, de noche, con gente puesta al lado de las vallas», se lamenta Peláez.

Esta «enamorada» de los animales, especialmente de los perros y los gatos, critica esta decisión «que me está costando no sólo el dinero sino también la salud». «Han sido siete años de problemas con los vecinos, cuando ellos tienen las casas ilegales, construidas sobre una vía pecuaria, y sin respetar las distintas», se queja la fundadora de El Refugio de Leo, que aún tiene cerca de 40 perros que están tratando de enviar a otras protectoras de la zona. «Todas están llenas, estamos desbordados», dice.

En estos siete años, ha conseguido rescatar de la calle a una media anual de 180 animales, entre perros y gatos, «que han sido adoptados por familias, muchas de ellas extranjeras», explica. «Que yo sepa no hay ordenanza de ruidos en el campo, por lo menos en Arenas no. La jueza no se ha basado en nada de eso. Solo en que molestan a los vecinos. Pero también molestan en la ciudad y en los pueblos cuando van sueltos o provocan accidentes. ¿Qué es mejor y a quiénes perjudican más?», se pregunta.

Ley de Bienestar Animal

La protectora ha hecho durante estos siete años «mucha labor social y educativa, y algunas de esas personas son vecinos también». «No hay espacio para los animales en la Axarquía. Todos quieren a los animales, pero nadie al lado de ellos. Ni en el campo pueden estar ya los animales», expresa Lourdes Peláez, quien denuncia que los vecinos han tenido «la maldad de venir y azuzar a los perros para que se peleen entre ellos y más cosas que han hecho«. »La cosa no es simple. Por más que se minimice se trata de una cuestión de dignidad hacia los animales», considera.

Peláez asegura que va a seguir luchando, a pesar de este cierre decretado por el juzgado, «y no voy a permitir que la justicia se cargue el rescate animal ni que nos traten como a delincuentes, que eso es lo que están haciendo». A su juicio, en España y especialmente en zonas como la comarca de Axarquía «estamos en el ojo de Europa junto con los países del este por el maltrato y la negligencia que damos a los animales». «Y la Axarquía, en especial, está muy retrasada en este tema», apostilla.

La fundadora de El Refugio de Leo destaca que la nueva Ley de Bienestar Animal recoge que los ayuntamientos «deben colaborar con las protectoras de manera preferente». «Pero el Ayuntamiento de Vélez-Málaga lo único que me dice es que hay suficientes protectoras en la zona», se queja. «No tenemos un problema urbanístico. Ése lo tienen los vecinos cuyas casas ni son legales, ni tienen o tenían DAFO, ni han respetado los linderos vecinales según la ordenanza, construyendo en la misma realenga y en la vereda antigua. Pero claro como es un clan, pues nadie de mete con ellos», protesta. A su juicio, la situación vivida por El Refugio de Leo «ha sido de lo mas absurda y grotesca». «Pero lo más triste es saber que por más leyes, solo la inteligencia del corazón prima y ésta, por mas estudios que se tengan, les falta a algunos», añade.




Rincón de la Victoria

Rincón lleno de vida

Plaza Al-Andalus, 1 * 29730 Teléfono: 952 402 300

Rincón de la Victoria

Rincón lleno de vida

Plaza Al-Andalus, 1 * 29730 Teléfono: 952 402 300