Trágica muerte de Ariel Camargo, joven promesa del boxeo de 21 años, atropellado en bicicleta

El púgil se encontraba de camino a su gimnasio cuando fue arrollado por un vehículo en Alicante.

El boxeo mundial llora la muerte de una de sus grandes promesas de la manera más trágica posible. Ariel Camargo era un joven argentino de 21 años que hace unos meses se afincó en Alicante para buscar crecer en su deporte favorito, pero su sueño se ha visto truncado por un accidente que le ha quitado la vida, según recoge 20 Minutos.



El pasado martes 25 de enero, cuando se dirigía en bicicleta al gimnasio donde entrenaba con Gabriel Sarmiento, el expreparador de ‘Maravilla’ Martínez, un coche le atropellaba pasadas las 7 de la mañana. La cabeza impactó contra la parte delantera del vehículo y le provocó graves lesiones que su cuerpo no pudo soportar.

Camargo era un boxeador zurdo de 1,84m y 66 kilos con una destacada técnica y un imponente físico para su edad. Tenía en él depositadas grandes esperanzas por parte del deporte argentino, que ahora llora su muerte, después de ganar los Guantes de Oro y Vendimia y ser preseleccionado para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires.

Por su parte, su madre y hermanos, con la ayuda de parte de la familia, han empezado ya una campaña de recaudación de fondos para poder viajar a España para despedir al ‘Zurdito’ y acompañar a su padre en el duelo.

Camargo era un boxeador zurdo de 1,84m y 66 kilos con una destacada técnica y un imponente físico para su edad. Tenía en él depositadas grandes esperanzas por parte del deporte argentino, que ahora llora su muerte, después de ganar los Guantes de Oro y Vendimia y ser preseleccionado para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires.

Por su parte, su madre y hermanos, con la ayuda de parte de la familia, han empezado ya una campaña de recaudación de fondos para poder viajar a España para despedir al ‘Zurdito’ y acompañar a su padre en el duelo.

Camargo era un boxeador zurdo de 1,84m y 66 kilos con una destacada técnica y un imponente físico para su edad. Tenía en él depositadas grandes esperanzas por parte del deporte argentino, que ahora llora su muerte, después de ganar los Guantes de Oro y Vendimia y ser preseleccionado para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires.

Por su parte, su madre y hermanos, con la ayuda de parte de la familia, han empezado ya una campaña de recaudación de fondos para poder viajar a España para despedir al ‘Zurdito’ y acompañar a su padre en el duelo.

Camargo era un boxeador zurdo de 1,84m y 66 kilos con una destacada técnica y un imponente físico para su edad. Tenía en él depositadas grandes esperanzas por parte del deporte argentino, que ahora llora su muerte, después de ganar los Guantes de Oro y Vendimia y ser preseleccionado para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires.

Por su parte, su madre y hermanos, con la ayuda de parte de la familia, han empezado ya una campaña de recaudación de fondos para poder viajar a España para despedir al ‘Zurdito’ y acompañar a su padre en el duelo.

Camargo era un boxeador zurdo de 1,84m y 66 kilos con una destacada técnica y un imponente físico para su edad. Tenía en él depositadas grandes esperanzas por parte del deporte argentino, que ahora llora su muerte, después de ganar los Guantes de Oro y Vendimia y ser preseleccionado para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires.

Por su parte, su madre y hermanos, con la ayuda de parte de la familia, han empezado ya una campaña de recaudación de fondos para poder viajar a España para despedir al ‘Zurdito’ y acompañar a su padre en el duelo.




Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002

Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002