Sanidad pasa a tratar como una gripe los casos leves de COVID y asintomáticos desde el próximo lunes

El aislamiento dejará de ser obligatorio para los positivos con síntomas leves y asintomáticos.

La Comisión de Salud Pública ha aprobado la nueva ‘Estrategia de Vigilancia y Control frente al COVID-19’ que elimina las cuarentenas a los positivos en COVID-19 que presenten síntomas leves o sean asintomáticos y solo hará pruebas diagnósticas a las personas que presenten síntomas graves. La medida entrará en vigor el lunes 28 de marzo y pretende dar un paso más hacia la gripalización del coronavirus, como informa Cadena SER.



Las personas no vacunadas no tendrán que guardar cuarentena obligatoria cuando sean contacto estrecho de un positivo en COVID
Así, Sanidad ha decidido poner fin al aislamiento de los casos positivos de coronavirus que sean asintomáticos o tengan síntomas leves. Las cuarentenas solo serán obligatorias para los casos graves y población vulnerable y será el personal sanitario quien decida imponerlas a los pacientes según el nivel de riesgo de las personas.

En las residencias de mayores y hospitales también seguirán siendo obligatorias independientemente de la sintomatología de las personas, aunque los aislamientos durarán cinco días y finalizarán tras pasar 24 horas sin ningún síntoma. Asimismo, para el personal sanitario se aplicará la misma medida y solo finalizarán las cuarentenas cuando el paciente de negativo en una prueba diagnóstica.

Pruebas diagnósticas solo a sintomáticos graves y población de riesgo

Otra de las cuestiones que han abordado las comunidades y el Ministerio de Sanidad ha sido la realización de pruebas diagnósticas. Las PCR y test de antígenos se eliminarán para la población general y solo se realizarán a las personas que presenten síntomas graves, personal vulnerable, inmunodeprimido, mayores de 60 años y embarazadas. Además, también se elimina el requisito de cribados para ingresar en hospitales.

Sobre el recuento de contagios, la nueva estrategia ha decidido dejar de contabilizar todos los casos positivos y solo notificarán los contagios graves y de personas vulnerables.

El alto porcentaje de vacunados en España y la tendencia a la baja de los indicadores COVID han ido permitiendo relajar las medidas sanitarias. A principio de marzo, concretamente el sábado 5, Sanidad levantaba las cuarentenas obligatorias a las personas no vacunadas que fueran contactos estrechos de positivos. Esta medida afectaba sobre todo a los escolares, que todavía no cuentan con la pauta completa.

Adiós a las mascarillas

Otra de las medidas que entraron en vigor en febrero fue la eliminación del uso obligatorio de la mascarillas en espacios exteriores. Y la próxima medida que abordará la Comisión de Salud Pública y que ya anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es la eliminación de las mascarillas en interiores.

Todavía no se conoce la fecha, pero todo apunta a que será después de Semana Santa si los indicadores COVID continúan a la baja. No obstante, seguirá siendo obligatoria llevarla en el transporte público, hospitales y residencias de mayores.




Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar