Samsung copia Apple Card

Prácticamente desde el lanzamiento al mercado de los primeros móviles, las principales empresas fabricantes han competido por el primer lugar a nivel de ventas y fidelidad entre los usuarios. Cuando se empezaron a popularizar los smartphones, esta batalla se intensificó mucho más, trayendo consigo lanzamientos continuos de nuevos modelos con la finalidad de atraer la atención del público.

Estas competencias, también ha traído a la palestra numerosos casos y acusaciones de plagios y copias de diferentes partes, por lo que el reciente anuncio de Samsung con su Samsung Money despertó el debate de si se trata de una imitación de la ya conocida Apple CardHoy vamos a revisar un poco más a profundidad de qué va el tema.



Alianzas de banca y telefonía

Desde hace ya algunos años iniciaron las alianzas entre distintas entidades bancarias y compañías telefónicas, ofreciendo soluciones para que los usuarios puedan hacer pagos desde cualquier lugar sin necesidad de tener que acudir a ninguna oficina bancaria.

Los resultados son bien conocidos: comodidad y clientes cada vez más apegados a las plataformas digitales que tener que ir hasta su sede más cercana, claro está, salvo algunas ocasiones donde sí se requiere una visita formal, pero eso forma parte de otro tema.

El paso a las plataformas de pago

Después de esto, llegaron las grandes empresas con sus plataformas de pago tal cual como Google PaySamsung Pay y, por supuesto, Apple Pay.

Cada uno ha apostado por diferentes opciones. En el caso de la empresa de la manzana, fue el año pasado cuando anunciaba su propia tarjeta, que más allá de convertirle en un banco, la planteaba como una financiera.

Hola a las tarjetas de crédito

La Apple Card permite a los usuarios realizar compras en cualquier negocio, tal cual como en España ocurre con las tarjetas de negocios como El Corte Inglés o Carrefour, por ejemplo. La promesa fue intereses más bajos, que, si bien lo cumple, es necesario decir que tampoco se trata de una diferencia exorbitante.

Es entonces cuando en los clientes y seguidores de Apple vieron en esta tarjeta una opción bastante atractiva, en comparación con las opciones disponibles en el mercado. De hecho, su uso online está bastante popularizado, siendo aceptada en tiendas de comercio electrónico o de ocio y entretenimiento, tal cual como la pagina de casinos-online.es, con crédito al instante y cuotas bastante llevaderas.

De hecho, es que para cualquier casino esta novedad supone la alternativa de conseguir más clientes y fidelización al facilitar una forma de pago todavía más cómoda.

Samsung va por la revancha

Con más de un año de ventaja respecto a la Apple Card y 5 años de buen funcionamiento de su plataforma de pago, la compañía surcoreana dio el paso, anunciar su propia tarjeta, pero en este caso se trata de una de débito.

Para lograrlo, Samsung se asoció con la compañía SoFi, una compañía que realiza gestiones financieras, aunque no es precisamente un banco. Sin embargo, desde su fundación en el año 2011, se ha venido desempeñando con bastante éxito en el mercado.

La Samsung Moneycomo fue bautizada, funciona tal cual como cualquier otra tarjeta de débito. Es decir, el cliente puede hacer uso de ella en el datáfono de cualquier establecimiento comercial y se le realizará el descuento de su Samsung Pay, por lo que es necesario tenerla asociada a la cuenta en esa plataforma, siempre con saldo a favor para poder realizar las compras, de lo contrario no funcionará.

Si bien el anuncio fue hecho a mediados del mes de mayo, el fabricante asiático también dejó claro que el lanzamiento se realizaría en el verano de 2020, siendo Estados Unidos el primer país donde estaría disponible y según el comportamiento, se iría anunciando su expansión hacia Europa y el resto del mundo.

Por ahora, lo que se sabe es que en la web oficial de Samsung hay una lista de espera donde los usuarios pueden registrarse y la empresa se encargará de contactarles una vez que el instrumento esté disponible en su país de residencia.

Fanáticos y detractores

La rivalidad de Samsung Vs iPhone no es un tema precisamente nuevo. De hecho, es de las más comentadas a nivel de mercado, tal como si de dos equipos deportivos se tratase, cada uno con fanáticos y detractores por igual.

Los de iPhone mantienen que su sistema operativo es mucho mejor que Android, ya que entre otras cosas les permite aún y a usuarios con modelos antiguos, acceder a actualizaciones, mientras que en la empresa surcoreana esto no ocurre.

Los precios son otro detalle a tener en cuenta, para nadie es un secreto que Apple siempre ha apostado por terminales de alta gama, por lo que sus modelos más recientes se mantienen por encima de los 1.200€ mientras que Samsung tiene un abanico mucho más amplio, con terminales baratos.

Al final, sobre qué dispositivo resulta mejor dependerá directamente de cada usuario y sus necesidades particulares respecto al equipo, pues no es el mismo uso que pueda darle un estudiante universitario a un ejecutivo de alto nivel.