Niega amenazas de muerte a la mujer que saltó por la ventana para huir de él en Málaga

La víctima, que ha quedado tetrapléjica, sí ha dicho que tuvieron una relación y que se tiró después de que la agrediera para «intentar salvarme».

El hombre juzgado por amenazar, golpear e insultar a una mujer que saltó por la ventana de la vivienda en Marbella ha negado todas las acusaciones, asegurando que el día de los hechos ni hubo discusión; al tiempo que ha insistido en que no ha tenido nunca una relación sentimental con ella. La víctima, por su parte, que ha quedado tetrapléjica, sí ha dicho que tuvieron una relación y que se tiró después de que la agrediera para «intentar salvarme».



La Sección Octava de la Audiencia de Málaga ha juzgado este lunes a este hombre acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa por supuestamente pegar, insultar y amenazar de muerte a una mujer que, según las acusaciones, había sido su pareja, sumando la agravante de actuación por razones de género a la de parentesco. Solicita que se le condene a diez años de prisión y a indemnizar a la mujer con 498.723 euros.

«Yo no me di cuenta de nada, me entero por la Policía que entró aporreando la puerta de lo que había pasado, de que se había tirado», ha declarado el procesado, quien ha negado que mantuviera en algún momento una relación sentimental o encuentros sexuales con la víctima, insistiendo en que solo eran amigos y en que se conocían desde pequeños, «de toda la vida de Marbella», y «del mundo de las drogas».

Los hechos sucedieron en noviembre de 2018. El acusado ha explicado que encontró a la mujer de madrugada, tirada en el suelo y le dijo que su novio le había pegado, por eso le ofreció que subiera a su casa; apuntando que durante esa noche consumieron droga juntos; pero ha insistido en que no la insultó ni amenazó con un cuchillo, y tampoco le pegó un puñetazo; «no hubo ni discusión», ha declarado el hombre.

«Si llego a saber que se va a tirar por la ventana intento que no se tire, no la dejo», ha asegurado el acusado, mientras que la mujer ha declarado que lo hizo porque sintió «mucho miedo», que el hombre no le había pegado antes, pero ese día la amenazó de muerte y con un cuchillo, la insultó y le dio un puñetazo que la dejó semi inconsciente. Cuando volvió en sí «no vi otra salida y me tiré, no vi otra solución», ya que pensaba que la iba a matar.

Ha coincidido en que se lo encontró en la calle, que le dijo que se fuera a su casa, apuntando que él salió y cuando volvió «me cerró la puerta y no me dejaba salir», ha dicho, apuntando que daba «voces, diciendo que yo tenía su cartera». «Esa noche no era él, tenía el demonio dentro», ha asegurado la mujer, quien ha reiterado que entró «en pánico».

La víctima ha asegurado que mantuvo con el acusado una relación durante un año, llegando a vivir juntos ese tiempo; y ha negado que en el momento de los hechos ella consumiera droga, ya que lo había dejado hacía meses, apuntando que ella «jamás» hubiera querido tirarse. Esto ha sido corroborado por su hermana, al igual que el hecho de que había dejado de consumir droga hacía tiempo.

Asimismo, dos vecinas, que han declarado como testigos, han señalado que el acusado solía mantener continuas peleas con mucha gente y normalmente amenazaba, asegurando que esa mañana lo escucharon discutir. Además, una de ellas ha indicado que oyó cómo el hombre dijo: «Te voy a matar»; mientras que la otra ha asegurado que en un momento del enfrentamiento «ella parecía que pedía auxilio».

Además de la pena de prisión y el pago de una indemnización a la mujer de 498.723 euros por las lesiones y daños morales, el fiscal insta a que se le imponga la prohibición de acercarse a menos de 500 metros o comunicarse con ella durante 16 años.

In this article