Se coloca a dos puntos del 5º puesto tras vencer con los goles de Zamorano de penalti y Pablo.

El triunfo en Tamaraceite y el no ganar ni Montijo ni Villanovense, otorgo al Vélez “una vida extra” para seguir luchando por el 5º puesto, último que da acceso a la promoción de ascenso a la 1ª RFEF. Los veleños se han colocado a dos puntos de ese ilusionante objetivo, a falta de 15 en juego. Ante el colista, los axárquicos supieron sufrir, pero esta vez si fueron más contundentes en sus llegadas al área y pudieron lograr su cuarta victoria a domicilio. El Vélez dispuso sobre el césped insular por primera vez en toda la temporada a domicilio, tres jugadores específicos del centro del campo para controlar más el juego.



Los tres goles del partido llegaron en los primeros veinte minutos, así, Zamorano marcaba de penalti, curiosamente el ayer lateral derecho, es el “pichichi” del equipo con 7 goles. Además, Pablo aumentaba la ventaja con el 0-2, pero a partir del tanto del local Borja Herrera, el partido se equilibró y tuvo momentos donde pudo llegar la igualada, pero también los veleños rozaron el tercero.