El ADN confirma que los restos hallados en el vertedero son del pequeño Ángel

El 10 de diciembre desapareció junto a su primo en el barrio madrileño de Carabanchel.

Las pruebas de ADN han confirmado que tanto los restos humanos encontrados en el vertedor de Toledo el 11 de enero como los hallados el domingo corresponden a  la misma persona, Ángel Fernández Silva, el niño de 11 años que el pasado 10 de diciembre desapareció junto a su primo en el barrio madrileño de Carabanchel. El cadáver de su primo, Fernando Fernández García de 17 años, fue hallado el pasado 15 de diciembre en esa misma planta de tratamiento de residuos.



El pasado 11 de enero, los operativos de búsqueda encontraron una pierna y un cúbito. El domingo 15 se encontró un radio. Según operarios y policías que trabajan en el Ecoparque de Toledo los pedazos de ropa que obtuvieron corresponden a los del niño. La vestimenta coincidía con la del día de su desaparición, así lo confirma el Diario Ideal.

Los restos de Ángel se hallaron en la zona de una hectárea y tres metros de profundidad, donde se buscaban desde un inicio, ya que corresponden al área de vertido de residuos de los contenedores de la capital toledana el día 10 de diciembre. Los de su primo, sin embargo, se encontraron ya en una cinta de tratamiento de residuos.

La zona ha quedado precintada y cerrada de cara al público. Varios servicios que operaban sobre la zona han desmontado el operativo de búsqueda.




Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06

Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06