Ecologistas denuncian acondicionamiento a regadío en la zona del nacimiento del río Maro

GENA-Ecologistas en Acción informa sobre «un importante movimiento de tierras por encima de este manantial con posibles consecuencias para la calidad de las aguas.

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ha presentado esta semana ante la Dirección Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Málaga una denuncia sobre unas obras de acondicionamiento de tierras para la puesta en regadío, por encima del nacimiento del río Maro en Nerja.



Según indican,  el colectivo ecologista habia observado que en el entorno del nacimiento de este manantial existente en Maro, «se ha estado realizado durante este año un importante movimiento de tierras por encima de este manantial con posibles consecuencias para la calidad de las aguas».

Desde GENA-EeA han remitido un escrito en el que señalan que «la parcela en cuestión ha sido sometida a un importante movimiento de tierras para lograr una amplia superficie aplanada, incorporando tierra a las zonas rocosas (calcáreas karstificadas), lo que ha conseguido mediante numerosos camiones cargados de este material, en una envergadura que dista mucho de ser una “obra menor”, y debería haber sido considerada como “obra mayor”, haciendo referencia al permiso que habrían obtenido para los trabajos en cuestión, que incluso, según apuntan » fue aprobado para la zona más oriental de la parcela, y sin embargo, el relleno de tierra se ha extendido por toda la parcela».

Además, añaden que la parcela sometida a este movimiento de tierras «ha invadido la Cañada Real de Motril-Nerja (de unos 70 m de anchura legal), además de cerrarla mediante la valla construida (impidiendo con ello el paso), lo que contraviene la normativa sobre Vías Pecuarias».

Un aspecto preocupante es que el permiso para el movimiento de tierras fue aprobado para la zona más oriental de la parcela, y sin embargo, el relleno de tierra se ha extendido por toda la parcela, incluida la parte más occidental, que viene a coincidir con el manantial o Nacimiento del río Maro, que siempre ha sido una zona de pastos, nunca agrícola. La tierra se ha depositado sobre terrenos calcáreos karstificados, que en parte se alimentan del agua de lluvia filtrada.

«Las aguas del Nacimiento del río Maro constituyen la fuente de abastecimiento de regadío y de agua potable de toda la Pedanía de Maro y la conversión de los terrenos de la cabecera en una zona de cultivos de regadío, posiblemente subtropicales, constituye una amenaza de contaminación de las aguas del Nacimiento del río Maro, al filtrarse los fertilizantes y pesticidas usados comúnmente en terrenos agrícolas», manifiestan.

Recuerdan incluso que hace años se obligó a desmantelar un corral de cabras que había en la misma zona, precisamente «por el mismo peligro que ahora se atisba con esta conversión de terrenos de pastos en regadío».

GENA-EeA ha puesto en conocimiento estos hechos ante la autoridad medioambiental, solicitando «al autor o propietario de dicha parcela, que ha de dejar expedita y sin modificar la cañada real y abstenerse de cultivar en la cabecera del Nacimiento del río Maro».

 




Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria