Dos detenidos por robar relojes de alta gama en Puerto Banús

Los relojes sustraídos están valorados entre 7.000 y 69.000 euros.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a dos varones de 41 y 27 años, de nacionalidad marroquí y argelina respectivamente, por su presunta implicación en la comisión de 13 delitos de robos con violencia de relojes de alta gama, siéndoles imputados además delitos de falsedad documental, pertenencia a organización criminal y contra la seguridad vial. Los detenidos se encargaban de localizar a las posibles víctimas, frecuentando para ello restaurantes y locales de ocio de alto standing, siendo, posteriormente, otros integrantes de la red los encargados de ejecutar el robo.



La investigación, bautizada como Coco Channel, se inició en enero del pasado año, por el grupo local de Policía Judicial de Marbella junto con el grupo de Atracos de la Comisaría Provincial. Los agentes iniciaron las pesquisas tras la denuncia del robo con violencia de un reloj de alta gama, llegando a relacionar a los posibles autores con otras 12 sustracciones violentas, perpetradas en diversas zonas de ocio de la localidad, generalmente Puerto Banús (Marbella).

Con las gestiones practicadas, los investigadores llegaron a identificar a varios individuos, miembros de un grupo organizado altamente especializado. El modus operandi para cometer los robos consistía en detectar a las posibles víctimas en la zona de Puerto Banús, para ello dos de los integrantes de la organización -quienes resultaron detenidos- frecuentaban como clientes restaurantes de lujo y lugares de ocio de la localidad marbellí. Cuando las víctimas abandonaban los establecimientos les seguían, y daban aviso a otros miembros de la red que ejecutaban los robos, bien mediante tirón del reloj quebrantando la correa o bien mediante el uso de la violencia cuando el perjudicado oponía resistencia. Tras la obtención del botín huían en diferentes vehículos que habrían sido alquilados con documentación falsa.

La investigación se ha saldado con la detención de dos magrebíes, miembros de la organización, como presuntos responsables de 13 robos con violencia – relojes que tendrían un valor de entre 7.000 y 69.000 euros-, así como de los delitos de falsedad documental, pertenencia a organización criminal y contra la seguridad vial. El líder de este grupo criminal, detenido durante el dispositivo, hacía uso de hasta nueve filiaciones diferentes, dificultando con ello su identificación. Además, gracias a los órganos de colaboración internacional se pudo determinar que el principal investigado, habría cometido robos de características análogas en varios países europeos.

En los registros se han intervenido siete relojes de diversas firmas, 16 teléfonos móviles y pasaportes, permisos de residencia y de conducción de diversos países.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del Juzgado de Instrucción número Tres de Marbella que decreto el ingreso en prisión de los detenidos.

In this article