Detienen a cuatro personas por compartir ‘stickers’ de pornografía infantil en Whatsapp tras el aviso de un vecino de Málaga

Además de los arrestados, hay otros tres investigados por la Policía Nacional, todos jóvenes de entre 18 y 23 años de edad, informa Diario Sur.

Los GIFs y los emoticonos parecían insuficientes para expresar emociones en las redes sociales. Así fue como empezaron a implantarse los conocidos como ‘stickers’ -pegatina en inglés-, que no son otra cosa que colecciones de imágenes con unos dibujos más grandes y visuales que los clásicos emojis. Una opción que atrae a muchas personas hoy en día para ilustrar sus conversaciones y que incluso ha llevado a que muchas de ellas creen los suyos propios para después reproducirlos en grupos de Whatsapp. Precisamente, en uno de ellos estaban los cuatro detenidos por la Policía Nacional acusados de compartir stickers de pornografía infantil.



La investigación que ha permitido su arresto se inició en octubre de 2019, después de que un participante de un multitudinario grupo de Whatsapp diera la voz de alarma a la Policía Nacional. Este vecino de Málaga era una de las 200 personas que formaban parte del grupo en la red social, creado para compartir ‘stickers’ de todo tipo, sin incurrir en ningún delito.

Sin embargo, el vecino de la capital costasoleña dio aviso cuando uno de los integrantes del grupo, residente en la provincia de Toledo, compartió una imagen en la que aparecía un menor de edad siendo víctima de un abuso sexual por parte de un adulto. A raíz de este hallazgo, los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Toledo especializados en Delitos Tecnológicos, que son los que han coordinado la operación, comenzaron a seguir la pista de los ‘stickers’ para identificar a todos los miembros del grupo que habían compartido el material ilícito.

Fue así como descubrieron que había hasta seis personas más que, desde diferentes provincias, recibían, almacenaban o distribuían las imágenes ilícitas. Desde la Policía Nacional han informado de que hay siete personas implicadas directamente en la difusión de los archivos ilegales, cuatro de las cuales han sido detenidas y tres están siendo investigadas. Todas ellas son jóvenes, de entre 18 y 23 años, sin antecedentes que, supuestamente, compartían el material desde las provincias de Málaga, Alicante, Toledo, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla y Zaragoza.

Tras la intervención policial, algunos de los sospechosos manifestaron que distribuían las imágenes a modo de broma y no con fines de índole sexual. A pesar de que varios de los archivos que manejaban eran montajes, ilustraciones o fotografías animadas, desde la Policía Nacional se insiste en que todos ellos se consideran material ilegal, puesto que representan a un menor de edad participando en una conducta sexual explícita, independientemente de que sea real o simulada.

Aunque el último de los implicados ha sido detenido recientemente, las mismas fuentes han indicado que la investigación continúa abierta a la espera del análisis forense de los dispositivos electrónicos intervenidos. Con este estudio se pretende determinar si los investigados pudieran haber participado en más delitos de la misma naturaleza.

Desde la Policía Nacional han recordado que no solo compartir, sino también el simple hecho de descargar, almacenar o poseer archivos de contenido sexual en los que aparezcan menores es un delito tipificado en el Código Penal. Además, han indicado a los ciudadanos de que tienen el deber de denunciar imágenes de este tipo, algo que se puede hacer a través de [email protected], en la web www.policia.es o en cualquier Comisaría del cuerpo

In this article