Braulio Medel anuncia que adelanta su salida de la Fundación Unicaja

El sevillano Braulio Medel, que había recibido críticas de Moreno Bonilla y Calviño, asegura que lo hace tras “un sinfín de presiones externas y de persistentes campañas mediáticas hostiles”.

El presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel (Marchena, 74 años), ha anunciado en una carta que renunciará en breve a su cargo en el organismo, accionista mayoritario de Unicaja Banco. Lo hace, según la misiva, con el interés de realizar “una transición ordenada” en la fundación. Su salida estaba prevista para el próximo otoño, pero Medel la ha adelantado debido a “un sinfín de presiones externas y de persistentes campañas mediáticas hostiles”. Desde que Unicaja se fusionara con Liberbank en verano del año pasado, el sevillano ha sido el centro de las críticas por sus maniobras para seguir manteniendo el poder en la entidad bancaria. Las últimas, las del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, que mostró varias veces por el “ruido” generado alrededor del quinto mayor banco de España.



Medel llegó al cargo de la Fundación Unicaja en el año 2016, justo cuando dejaba la presidencia de Unicaja tras 25 años en el cargo. Su mandato vencía el próximo otoño, pero hasta el momento no se había pronunciado sobre si tenía pensado seguir y, de hecho, fuentes de su entorno aseguran que su idea era continuar en el cargo incluso después de cumplir los 75 años, algo que hará a finales de agosto. A las constantes críticas de todo el arco político andaluz y las presiones del Ministerio de Asuntos Económicos -que puso en duda su “honorabilidad” y su idoneidad para el puesto- se han sumado recientemente sus problemas con la justicia, ya que está investigado por la Fiscalía de Málaga. Todo ello le ha llevado a dar un paso al lado antes de lo previsto. Lo hará, según la carta a la que ha tenido acceso Europa Press en “un corto periodo de tiempo” que permita “una transición ordenada” en la Fundación Unicaja.

El presidente de la fundación explica que a su decisión han contribuido varios factores, más allá de la “imperativa atención” a otros deberes de índole personal y familiar. A un lado, el informe enviado hace unas semanas desde el Protectorado de Fundaciones Bancarias, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, donde se alegaban “serias dudas” de que en el banquero concurran “la necesaria idoneidad y honorabilidad comercial y profesional para el desempeño de sus funciones”. En este sentido, ha subrayado su apoyo a la aprobación de un informe de gobernanza de la entidad por razones de transparencia y de “colaboración con la institución que ejerce el Protectorado sobre la Fundación Bancaria”.

Al otro, el hasta ahora presidente de la fundación denuncia “la existencia de un sinfín de presiones externas y de persistentes campañas mediáticas hostiles”. Una situación que, dice, ha colocado a la mayoría de los patronos “en una situación personal incómoda, muchas veces difícil y profundamente injustificada”. Y que ha sido la consecuencia “de ser independientes y coherentes con un proyecto cuyos fundamentos, de los que son depositarios, coinciden con los que están detrás de la trayectoria de Unicaja y que permitieron convertirla, en su doble proyección financiera y social, en el único banco andaluz, en el quinto banco español y en la primera fundación social andaluza de naturaleza privada”, ha insistido.

Medel fue presidente de Unicaja desde su fundación en el año 1991 hasta 2016, cuando dejó el banco en manos de Manuel Azuaga -que continúa desde entonces en el cargo, en el que fue ratificado hace unos días con el 91% de los votos- y pasó a presidir la Fundación Unicaja, la principal propietaria de la entidad bancaria con el 30,2% de las acciones. En los últimos meses había sido objeto de numerosas criticas debido a sus maniobras para otorgar más poder al consejero delegado de Unicaja, Manuel Menéndez, así como por vaciar de contenido diversas unidades de trabajo de la compañía en Andalucía y trasladarlas a Madrid o Asturias. Desde el Ayuntamiento de Málaga y la Junta andaluza también se le ha criticado por la posible salida de la sede social de Unicaja de Málaga, algo que el propio banco dijo la semana pasada en un comunicado que es una “rotunda falsedad”.

In this article



Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga