Blackjack online: la aventura digital de este legendario juego

Los juegos de cartas llevan consigo una larga y rica historia, desde las cortes, posadas y tabernas europeas, pasando por los salones del viejo oeste, la pasión y emoción se ha trasladado a sitios web como blackjack-online.es con el inicio del internet y los casinos online, el legendario juego de blackjack sigue presente, solo que ahora más accesible.

El origen del blackjack ha generado mucha polémica. En realidad, la mayoría de los juegos de cartas son el derivado de pequeños cambios realizados para evadir las ordenanzas que se emitían, en la Edad Media, para prohibir determinados juegos de azar.



Los naipes se arraigan en Europa

También los antecedentes de los naipes y las cartas están sujetos a controversia.Hay quienes afirman que son originarios de la China Milenaria.Mientras que otros esgrimen que viajaron por la ruta de la seda e introducidos en Europa por los árabes.

Los naipes se colaron en Europa de una forma impresionante. No solo en sus figuras están representadas las monarquías (se especula que representan a Carlomagno, Julio César, El rey David y Alejandro Magno) sino que, estas auspiciaban el juego en sus cortes, aunque estaba prohibido para la plebe.

En la Edad Media las cartas tenían mucho valor porque estaban hechas a mano, con una cualidad artística y muchos de los nobles la encargaban a famosos creadores, todo ello implicaba un elevado costo. Un juego de barajas constituía un elemento de mucho valor para los campesinos, artesanos y vasallos al servicio de los señores feudales.

Origen español del Veintiuno o la Veintiuna

Volviendo el blackjack, hay autores que dicen que su origen es francés por el “Vingt-Un” y otros que su origen es español por el juego de la veintiuna que claramente está testimoniado en las Novelas Ejemplares del genio de la literatura Miguel De Cervantes Saavedra. En su novela Rinconete y Cortadillo publicada en 1613 describe, con su majestuosa forma narrativa,claramente el juego. En Francia, Inglaterra y Alemania las referencias del Vingt-Un se remontan al siglo XVIII.

Las barajas atravesaron continentes y fueron introducidas por los colonos franceses al asentarse en América del Norte, luego de su llegada en el siglo XVI. En toda la extensión del río Mississippi, a sus riberas en el campamento y en sus embarcaciones, era muy habitual el esparcimiento con una buena partida de cartas.

La fama y difusión en Norteamérica, posterior a la llegada de los colonos, pero por impacto de estos, se produjo en el lejano oeste. Allí nació el nuevo nombre, ahí fue rebautizado como vaquero este juego de larga trayectoria europea.

El juego en el lejano oeste

Producto de la expansión hacia la frontera de Norteamérica, luego que Thomas Jefferson le comprara a Napoleón Bonaparte Luisiana en 1803, se gestó el lejano oeste. A consecuencia del hacinamiento en las ciudades y en la búsqueda de nuevas oportunidades, el oeste generó expectativas en numerosos peregrinos decididos a correr el riesgo.

Atraídos por la fiebre del oro se produjo una gran migración hacia esta zona de Estados Unidos pero era una zona inhóspita, caracterizada por la escasez de agua, tierras duras y difíciles, cuya ocupación, en muchos casos, implicaba la invasión a predios ocupados ancestralmente por nativos.  Sin embargo, la presencia de una diáspora que no tenía nada que perder, forajidos y con ellos numerosos grupos ávidos de riquezas concretó la expansión hacia la zona, a pesar del escenario tan difícil y agresivo.

Inicialmente las partidas de cartas se desarrollaban en campamentos improvisados. Luego, a expensas del asentamiento se fueron transformando en poblados. Uno de los elementos que caracterizó a los pueblos del oeste fueron los famosos salones ubicados en la zona de movimiento comercial de estos asentamientos.

El veintiuno se rebautiza

A través de las famosas películas western o de vaqueros que fueron tan populares podemos hacernos una idea de las características del lugar. Por supuesto, las cosas no eran exactamente como las pintaba Hollywood, los mitos y tergiversaciones proliferan.

Según la leyenda, en estos salones fue rebautizado el juego del veintiuno, tomo un alias para adaptarse a la nación a la cual comenzaba a formar parte. De acuerdo lo que se ha transmitido los salones de juegos para atraer más jugadores, ofrecieron un premio sustancioso a la mano de veintiuno compuesta por un AS y una Jota negras.Como la J se le conoce como Jack, a esta mano se le llamó Blackjack y el nombre se popularizó para el juego.

Al regularizarse los casinos en Nueva Orleans, se establecieron las reglas que perduran hasta nuestros tiempos. El blackjack, que se asentó entre los nobles y plebeyos europeos y que viajó con los colonos franceses a Norteamérica, hoy es uno de los juegos más divertidos y apreciados en los casinos online de todo el mundo.



Frutería Ana Mari

¡La fruta y verdura de verdad!

Calle Alcalde Manuel Reyna, 8; Vélez-Málaga