Agricultores en Benamocarra llevan más de un mes sin poder regar sus fincas por un conflicto que impide arreglar una tubería comunitaria

69 agricultores en Benamocarra llevan más de un mes sin poder regar sus fincas por un conflicto que impide arreglar una tubería comunitaria.

La guerra por el agua que se avecina en la Axarquía en los próximos meses por la sequía y las mínimas reservas del embalse de La Viñuela, vive desde hace más de un mes una primera entrega en Benamocarra, informan desde Diario Sur. El conflicto no tiene en este caso nada que ver con la tubería de riego que viene del embalse, pues se produce en el seno de una comunidad que se abastece exclusvamente de pozos situados en el río de Vélez.



Sin embargo, desde hace más de un mes, 69 de los 84 propietarios de fincas situadas en la Loma del Tío Gordo, pertenecientes a la comunidad de regantes del Barranco Morales Mateo, no pueden regar sus fincas de subtropicales, invernaderos, fresas y hortalizas, porque uno de ellos no deja que accedan a su parcela para reparar los daños que presentan las conducciones. A Antonio Fernández y otros dos socios los expulsaron hace una década de la comunidad por presuntamente «robar el agua» sin pasarla por los contadores.

Hacia estos tres propietarios es donde se dirigen las sospechas del presidente de la entidad agrícola, Diego España, quien denuncia que estos vecinos han roto supuestamente la tubería «para fastidiarnos al resto, con el argumento de que o hay agua para todos o no hay para nadie». «Las fincas se están secando, llevamos desde principios de mayo sin regar, los aguacates se están perdiendo, los mangos aguantan algo más, pero las cosechas se han perdido ya, estamos con camiones cuba intentando salvar los árboles», explica España.

La superficie afectada ronda las 94 hectáreas, de las que un 80% son subtropicales y el resto, hortalizas, invernaderos, fresas y flores comestibles. «He perdido ya 60.000 euros y tengo a once familias en el paro», asegura Inmaculada Paniagua, quien ha intentado regar la media hectárea de cultivo con camiones cuba, «pero no me salía a cuenta, cada porte me salía por más de cien euros, es inviable», sostiene.

Falta de mantenimiento

Por su parte, Antonio Fernández y Flori García, dos de los vecinos a los que España señala como supuestos autores del sabotaje, lo niegan «rotundamente». «¿Cómo vamos a romper nosotros algo que nos perjudica directamente? Esa rotura se ha producido porque no se está haciendo un mantenimiento correcto de las tuberías, se están taponando con cemento las válvulas de presión», sostiene García.

Fernández admite que la situación es «una guerra de hace bastantes años, por unos odios particulares». «Este hombre no puede llevar la comunidad porque no tiene los papeles en regla, fue elegido en 2006 de manera fraudulenta y desde entonces está haciendo lo que le da la gana», argumenta este vecino de 79 años. García denuncia que España «lleva cuatro años sin convocar asambleas, ha perdido todos los juicios y usa a los socios amenazándolos con expulsarlos, cuando él no puede hacerlo», afirma.

El presidente de la comunidad responde que han intentado arreglar la avería «varias veces», pero que Fernández «se niega a permitir el acceso a su finca». «Estamos elaborando un proyecto a marchas forzadas para hacer un by-pass’ y evitar pasar por sus tierras, espero que el Ayuntamiento nos dé los permisos cuanto antes», apunta. «Hemos presentado una denuncia en el juzgado por los daños provocados en las fincas y esperamos que los que han roto la tubería y nos han dejado sin agua, paguen», apostilla.




Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga

Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga