Vélez-Málaga refuerza su apuesta cultural y acoge una exposición de Julio López Hernández

La muestra ‘Forma, Materia y Aire’, de 43 piezas, podrá visitarse hasta el 26 de abril en el Centro de Arte Contemporáneo Francisco Hernández.

Vélez-Málaga se reafirma en su apuesta para consolidarse como ‘Ciudad de la Cultura’ y acoge una nueva exposición en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Francisco Hernández del reconocido artista Julio López Hernández, que podrá visitarse del 1 de marzo hasta el próximo 26 de abril.



El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, acompañado por Marcela López, hija del autor, y de la directora del CAC, Mariluz Reguero, presentó la muestra, compuesta por cuarenta y tres piezas realizadas entre 1962 y 2006 (29 esculturas y 14 dibujos) y que se trata de la primera exposición a título póstumo del artista madrileño tras su reciente desaparición el pasado mes de mayo. Entre las piezas de la muestra destacan esculturas en piedra y en bronce, dibujos realizados con varias técnicas como lápiz, grafito o carboncillo, y alguna litografía.

Moreno Ferrer expresó su absoluta gratitud a la familia de López Hernández “poder acompañarnos en este día, lo cual nos honra, honra a este espacio cultural y a nuestra ciudad”. “Esta exposición llega para rendir homenaje a su autor y para reforzar nuestra firme apuesta por promover la oferta cultural de calidad que tenemos en Vélez-Málaga, fundamental para difundir nuestro rico patrimonio y como importante reclamo turístico para nuestra ciudad durante todo el año”, explicó el regidor veleño.

La directora del CAC, Mariluz Reguero, resaltó que Julio López Hernández “es un autor de trascendental importancia en la historia del arte español, con obras expuestas, por ejemplo, en el Museo Centro de Arte Reina Sofía y en salas repartidas por ciudades de todo el mundo”. Julio López es también el autor del Premio Cervantes, de ahí la importancia de que su obra esté presente en la ciudad durante las fechas en las que se celebrará también el ‘VI Congreso Internacional de María Zambrano’ y la ‘Semana de Cultura‘.

Por su parte, Marcela López quiso dedicar sus palabras a la ilustre pensadora veleña María Zambrano y a una dedicatoria que esta realizó a un amigo suyo pintor, donde afirmaba que “la obra de arte se cumple dándose, ofreciéndose, donándose y despojándose.” La hija del autor de la muestra explicó que esa manera de entender el arte es similar a la de su padre, “poniendo tanto mimo en lo que se está regalando y que solo resulta dándose; Crear y dar era una sola cosa para él.”

Sobre Julio López Hernández:

Hijo y nieto de orfebres, nace en Madrid en 1930. Se forma en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, y con 19 años ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde entablará amistad con otros artistas como Antonio López García y Lucio Muñoz. Obtiene una beca del Liceo Francés y la Pensión de Bellas Artes de la Fundación Juan March, lo que le permite ampliar su formación en Francia e Italia.

Desde 1970, ejerce como profesor de Modelado en la Escuela de Artes y Oficios. A lo largo de su vida, ha recibido numerosos premios y distinciones, entre ellos, el Premio Nacional de Artes Plásticas 1982, el Premio Nacional de Medalla Tomás Francisco Prieto de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. En 1986, ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Desde sus primeras tallas religiosas, evoluciona del expresionismo al realismo y sus obras van ganando cotidianeidad, con el bronce como material más empleado y una gran relevancia a las texturas. De su serie «fragmentos», destacan piezas como El tesoro de Marcela y El fumador. Algunas de sus grandes obras públicas son el monumento a Federico García Lorca o a Antonio Machado.

Desde su primera exposición individual en 1965, en la Galería Juana Mordó de Madrid, su obra ha sido expuesta en importantes salas de todo el territorio nacional, desde la Fundación Rodríguez Acosta de Granada a la Caja de Ahorros de Asturias, el Monasterio de San Francisco en Cáceres, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, la Fundación Santillana o la Galería Leandro Navarro de Madrid.

Julio López falleció en Madrid el 8 de mayo de 2018, a los 88 años de edad.

Sus obras se pueden encontrar en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, Museo Nacional de la Moneda, Museo de Figueira de Foz, Museum Atheneum de Helsinki, Muzeum Sztuki Medalierskiej de Varsovia, British Museum, Museo Vaticano, Colección Fundación Juan March, Museo al Aire Libre de Hakone (Japón), Museo del Prado, Palais de l´Europe (Estrasburgo) y Chase Manhattan Bank (Nueva York), entre otros.

En este artículo



Pinturas Rebollo

Empresa malagueña de pintura y decoración de venta a profesionales y al por menor

Pinturas Rebollo

Empresa malagueña de pintura y decoración de venta a profesionales y al por menor