Siguiendo el rastro de la pasa de la Axarquía

Vamos a hacer un recorrido por cuatro pueblos de la Axarquía malagueña donde se cultivan las mejores pasas del mundo, y en cada parada podremos apreciar por qué es tan especial este producto de nuestra tierra.

Por Francisco Gálvez



La afamada pasa de Málaga tiene en la Axarquía su principal productor desde tiempos inmemoriales. De hecho, este producto de nuestros campos, tanto su elaboración artesanal como su producción, fue el primer cultivo de Europa catalogado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura como Patrimonio Agrícola Mundial.

Comenzaremos por Moclinejo, un encantador pueblo blanco de unos mil habitantes, donde aprovecharemos para visitar las bodegas de Antonio Muñoz, donde se elaboran unos vinos premiados en los más selectos certámenes.

Haremos una parada en la pedanía de El Valdés para contemplar la asombrosa casa museo de la Axarquía, un sueño hecho realidad por Antonio Montañez que incopora elementos inherentes de esta comarca.

El siguiente pueblo de la ruta es Almáchar, conocida como la capital de la pasa y del ajoblanco, refrescante y deliciosa sopa fría compuesta de  pan, almendras molidas, ajo, agua, aceite de oliva, sal y a veces vinagre, con el añadido indispensable de unas uvas del terreno que le dan el toque exacto.

El ajoblanco es tan popular que en su honor se hace una fiesta catalogada de Interés Turístico de Andalucía, que ha ido ganando prestigio con los años y que permite a los miles de visitantes degustar el propio ajoblanco y otros productos de la tierra, entre ellos, cómo no, las pasas del lugar.

En Almáchar se puede visitar el museo dedicado a la pasa. El 90 por ciento de la población local vive de ella y, como es natural, en este museo se puede contemplar las herramientas y el trabajo ancestral que poco o nada ha cambiado en siglos. Tijeras de podar, cedazos, azadones, lámparas de carburo… El Museo de la Pasa es un microcosmos donde con los elementos expuestos o bien con las fotografías, puede uno hacerse a la idea del mimo con el que se ha cultivado este fruto.

Muy cerca de Almáchar se enclava El Borge, otro de los grandes productores de productos de secano de la Axarquía.

Aquí se celebra cada año el Día de la Pasa, cuando miles de visitantes se congregan en este pueblo, donde tienen ocasión de probar los alimentos del lugar, así como de sentir en vivo el proceso de elaboración de la pasa, desde la recolección de la uva, traslado, tendido y secado en los paseros, hasta el picado de las pasas, criba, envasado y pisa de la uva moscatel. El mosto que se genera en estas demostraciones es degustado por los visitantes.

Aquí hay varias empresas dedicadas a la comercialización de las pasas y otras delicias de la tierra, como Frudesh o Pasas de la Axarquía, que ofrecen higos del terreno, pasas o frutas deshidratadas y un bocado tan exquisito como los frutos chocolateados, ideales para cualquier evento o como capricho culinario.

Terminamos la ruta en Cútar, pequeño y blanco pueblo típico de los montes axárquicos donde se puede apreciar en los montes que lo circundan los ceporros de las viñas y los agricultores que trabajan duramente para conseguir el preciado tesoro para el paladar que son las pasas de la Axarquía.

En su recoleta plaza, para acaba el viaje, nos tomaremos un helado llamado ‘Málaga’ que, aunque pueden tomarse de distintos sabores, su base consiste en nata, huevos, pasas de la tierra y vino dulce.

 

 

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~
En este artículo



Mi Lucero, fabricantes de ropa infantil

Nuestras prendas no solo las usan los niños de la Casa Real Británica

Calle Placeta, 16, Canillas de Aceituno

Mi Lucero, fabricantes de ropa infantil

Nuestras prendas no solo las usan los niños de la Casa Real Británica

Calle Placeta, 16, Canillas de Aceituno