Piden ayuda a las instituciones para que una menor de 5 años con diabetes pueda ser atendida en su colegio en Villanueva de la Concepción

La menor ha sufrido graves episodios y el centro no tiene los recursos necesarios para cubrir las necesidades especiales que necesita.

Una madre pide ayuda para su pequeña de 5 años que tiene diabetes tipo I. Su hija lleva escolarizada en el colegio CEIP Ciudad de Oscua (Villanueva de la Concepción) desde 2021. «El centro no puede atender a sus necesidades debido a que no tiene los recursos necesarios», explica Rocío Morales, quien pide ayuda a las instituciones, «espero que contacten conmigo lo antes posible y puedan ayudarme en esta situación tan complicada que vivimos en casa en la que la vida de mi hija corre peligro».



Rocío, la madre de la menor, pudo dedicarse plenamente al cuidado de sus hijas en 2021, pero a partir de 2022 empezó a trabajar. «Desde el centro me indican que ellos no me pueden ayudar porque las necesidades especiales que necesita mi hija no les compete a ellos y no se pueden hacer cargo, lo único que pueden hacer es convocarme a una reunión con la enfermera del centro», explica la madre.

A partir de ahí, tuvo un encuentro con la enfermera y después con el inspector del centro, «esto no lo pueden llevar ellos, los encargados son el SAS, pero aun así, la nota iba a pasar al médico de coordinación de centros de la comarca de Antequera«, añade Rocío Morales.

Rocío le explica a la médico de coordinación que su hija no puede desayunar en el recreo y que lleva una bomba de insulina y requiere atención por si ocurre cualquier alarma. Pasado un tiempo, la situación de su hija empeora, «vive varios episodios graves en el centro como bajadas graves de azúcar y una desconexión de su bomba de insulina en la que se le paralizó el suministro de medicación, entrando en un cuadro grave de cuerpos cetónicos», expresa la madre de la pequeña, quien por suerte, pudo estabilizarla en casa.

Posterior a esto, la orientadora del centro escolar informa que «mi hija iba a ingresar en el grupo de asistencia por parte de la PTI, cosa que palía la situación. Aunque no cubre todas las necesidades, lo acepto, también se van a pasar los informes médicos de mi hija al centro de salud del pueblo para que la enfermera medique a la niña y así pueda tomar el desayuno», comenta Rocío.

Un curso después, en el 2023/2024, la situación vuelve a complicarse, «no solo no han contactado con nosotros desde el SAS para la asignación de la enfermera para el suministro de la medicación, además se ha retirado del centro la PTI que tenían asignada, dejando completamente desatendidos a todos los niños de necesidades especiales que eran cubiertos por esta señora, en los que se incluye mi hija», declara Morales.

El 23 de noviembre su hija sufre un episodio grave, «entra en hipoglucemia sobre las once de la mañana, el sensor que mide la glucemia de la pequeña daba error, porque no tenía glucosa en el cuerpo y podía haber quedado inconsciente. La profesora logra estabilizarla veinte minutos después», expresa Rocío Morales.

Rocío pide que «al menos se vuelva a cubrir la plaza de PTI y se dote al centro de los recursos necesarios para que puedan atender a mi hija, ya que ahora mismo no pueden hacer nada».




Arenas

Comienza tu ruta mudéjar

Avda. de Fernández Ramos, 2 * 29753 Teléfono: 952 50 90 05

Arenas

Comienza tu ruta mudéjar

Avda. de Fernández Ramos, 2 * 29753 Teléfono: 952 50 90 05