El suministro de agua en la Axarquía peligra los próximos meses

El pantano continúa bajando su nivel y con los aportes de la capital y de Nerja se aseguraría el consumo para los próximos seis meses solo.

Las altas temperaturas continuadas de este verano está empeorando aún más la extrema situación de sequía que se vive en la comarca de la Axarquía. Ya no es solo que con la ausencia de lluvia no llegue agua al pantano de la Viñuela, sino que estas calores favorece que se evapore la poca que quedaba acumulada, según cuenta Eugenio Cabezas en Diario SUR.



 

Este martes se sitúa ya con apenas 14,4 hectómetros cúbicos almacenados, el 8,8% de su capacidad, en mínimos históricos cuando aún quedan casi dos meses de verano. El ritmo de descenso actual es de, en torno, a los 0,2 hectómetros cúbicos a la semana, por lo que cabe preguntarse para cuánto tiempo hay agua y vida en el corazón de la Axarquía, del que se abastecen parcialmente unos 220.000 habitantes de 14 municipios.

La respuesta es compleja y variable, ya que hay que tener en cuenta varios factores, como que este rimo de descenso se produce en plena temporada alta veraniega, lo que unido a las altas temperaturas y a que el nivel de reservas cada vez es más exiguo, dispara también la evaporación. Además, desde el pasado año se están realizando aportes de agua para el abastecimiento desde la capital malagueña y el nerjeño río Chíllar para reducir la dependencia de la presa en los 14 municipios que están incluidos en el sistema de La Viñuela: Almáchar, Benamargosa, Benamocarra, El Borge, Comares, Cútar, Iznate, Macharaviaya, Moclinejo, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Totalán, Algarrobo y Torrox.

 

De esta forma, si los aportes de los trasvases a la Axarquía continúan al ritmo que lo están haciendo actualmente, con unos 300 litros por segundo desde la capital y 80 litros por segundo desde el acuífero nerjeño, de la presa viñolera se podrían extraer aún, teóricamente, unos 5,5 hectómetros cúbicos, ya que, según el jefe explotación del embalse, Francisco López, por debajo de los 8,96 hectómetros cúbicos sería imposible, técnicamente, seguir haciéndolo con garantías de seguridad. Esto es debido a que la toma de abastecimiento más baja del embalse está situada en la cota de 180 metros de altitud sobre el nivel del mar. De esta forma, aún habría agua en la presa para unos seis meses, siempre y cuando se mantuvieran los aportes desde la capital y Nerja al sistema viñolero.

Y es que estos recursos extraordinarios no están garantizados más allá del próximo 30 de septiembre, cuando finaliza el presente año hidrológico. Será entonces cuando la Junta de Andalucía, como administración con competencia exclusiva en materia hídrica en la Cuenca Mediterránea Andaluza, volverá a reunir al comité de gestión de la sequía para acordar la planificación para los siguientes meses. En la última reunión, celebrada a mediados del pasado mes de junio, se acordó que la Axarquía tendría que reducir en un 20% el consumo humano y que en el resto de la provincia esta reducción será del 10%.

Tal y como ha publicado SUR, hay ya al menos ocho municipios de la provincia que están aplicando restricciones de distinto tipo al consumo humano. La Junta sostiene que cada ayuntamiento tiene «libertad y autonomía» para establecer si realiza o no cortes de agua, siempre y cuando se cumpla con la reducción estipulada. Los aportes desde la capital malagueña a la Axarquía están supeditados a que la ciudad, con una población de casi 580.000 habitantes censados y un consumo de 55 hectómetros el pasado año, pueda tener garantizado su abastecimiento el próximo año hidrológico si continúa sin llover de manera abundante en otoño.Por su parte, el vicepresidente de la empresa pública Axaragua, Gregorio Campos (PSOE), y el consejero delegado, Raúl Peña (IU), ha presidido este martes una nueva reunión con varios de los alcaldes de la Axarquía cuyas poblaciones se abastecen del embalse viñolero para evaluar la situación semanal ante la sequía. En ella han estado presente también los técnicos de la firma pública, quienes colaboran en la exposición de propuestas comunes o en la resolución de incidencias.

A través de un comunicado, Campos ha querido agradecer a los regidores «su implicación en la búsqueda de soluciones conjuntas» y «la responsabilidad mantenida en la aplicación de medidas que reduzcan el consumo entre un 15 y un 20%». En este sentido, el vicepresidente de Axaragua ha informado que esta semana se ha conseguido disminuir el gasto en un 19% «cumpliendo con los límites establecidos por la Junta de Andalucía».

«Nuestro agradecimiento a la población por el esfuerzo que están realizando para que juntos logremos reducir el consumo frente a la extrema sequía en la que se encuentra la provincia de Málaga, y en especial, la comarca de la Axarquía», ha destacado el vicepresidente de Axaragua, insistiendo en la importancia que tienen «los pequeños gestos domésticos en el conjunto del gasto de agua del embalse de La Viñuela».

En los otros 17 pueblos de la Axarquía que no se abastecen del embalse ni de los trasvases desde la capital y Nerja la situación es diferente, pues dependen exclusivamente del nivel de sus acuíferos, que están bajando drásticamente por la sequía. Así, en Periana ya se han iniciado cortes nocturnos en los diseminados, en horario de 22.30 a 7.00 horas, debido al descenso del nivel del acuífero del que se abastecen, el de Guaro. Por su parte, en Colmenar están teniendo que recurrir a camiones cuba para abastecer a parte de la población de los diseminados. En el resto de los pueblos de la comarca no, hay de momento, restricciones, aunque todos deben cumplir el descenso del 20% del consumo humano. Son Alcaucín, Alfarnate, Alfarnatejo, Árchez, Arenas, Canillas de Aceituno, Canillas de Albaida, Cómpeta, Frigiliana, Nerja, Riogordo, Salares, Sayalonga, Sedella y La Viñuela.

Las escasas reservas en la presa axárquica obligaron ya el pasado año a la Junta a tomar una decisión que también fue inédita y muy drástica en la comarca oriental: desde el pasado 1 de octubre no hay agua para el riego de las más de 6.300 hectáreas de cultivos situadas por debajo de la cota de 140 metros de altitud sobre el nivel del mar, el llamado Plan Guaro, que ha permitido, desde hace tres décadas, el desarrollo de una, hasta ahora, floreciente industria agroalimentaria, basada en el monocultivo de los subtropicales, principalmente aguacates y mangos, aunque también numerosos invernaderos.

El sector agrícola lleva un año para olvidar, con miles de hectáreas que se están secando por falta de riego, ya que las aguas regeneradas apenas alcanzan a la mitad de la superficie cultivada por debajo de la cota del Plan Guaro. El año hidrológico está siendo especialmente seco, y se produce después del anterior, que ya fue muy malo. Si entre el 1 de octubre de 2021y el 30 de septiembre de 2022 apenas cayeron 239,6 litros por metro cuadrados en el embalse, en lo que va de este ejercicio las cifras son aún más dramáticas: apenas van 214,9. Esta cantidad no representa ni el 50% de la media de los últimos 15 años, que fue de 430 litros.




Frigiliana

Frigiliana, el pueblo del que todo el mundo habla

Calle Cuesta del Apero, 10 * 29788 Teléfono: 952 533 002

Frigiliana

Frigiliana, el pueblo del que todo el mundo habla

Calle Cuesta del Apero, 10 * 29788 Teléfono: 952 533 002